MESES DE NEGOCIACIÓN

Vodafone deja a Telefónica y Orange la pelea por la Champions League

Vodafone se retira de la subasta de Mediapro para los derechos de la Champions League. (Foto: Vodafone)
Vodafone se retira de la subasta de Mediapro para los derechos de la Champions League. (Foto: Vodafone)
Telefónica y Orange, presentaron sus ofertas por Bein Sports, el canal de Mediapro que tiene en exclusiva los derechos de todos los partidos de la Champions League de las próximas tres temporadas.
Vodafone decidió no seguir participando en la subasta convocada por Mediapro para emitir la Champions League durante las próximas tres temporadas a partir de la de 2018/2019, mientras que Movistar y Orange sí que han presentado su oferta y ahora mantendrán negociaciones con la propietaria de los derechos para seguir emitiendo la competición de fútbol europea a partir de agosto.

Todos los grandes operadores de telecomunicaciones en España "menos uno" han presentado una oferta por el canal beIN Sports, que emitirá la Champions durante las temporadas 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021, dentro del plazo que concluyó el pasado viernes.

Fuentes de Vodafone que ya mostró  en los últimos meses su disconformidad con el precio al que Mediapro comercializa estos contenidos, han confirmado que la operadora no participará en la negociación de los derechos porque "no le encajan las condiciones" fijadas por Mediapro.

De esta manera, la productora dirigida por Jaume Roures tendrá ahora que analizar las ofertas presentadas por los otros dos grandes operadores del país, Telefónica y Orange, de las que no se han relevado los términos económicos, por lo que se desconoce si cumplen con la pretensión económica de Mediapro.

En junio de 2017, la UEFA otorgó a Mediapro en exclusiva los derechos de emisión de la UEFA Champions League y Europa League para las temporadas 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021, por un importe que, según se ha publicado rondó los 1.100 millones de euros.

Las tres grandes operadoras se han mostrado en los últimos meses muy críticas con la inflación registrada por los precios de los contenidos futbolísticos y apuntaron a la posibilidad de retirarse de la negociación de estos derechos si no se apostaba por un sistema más racional.

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS