MÁS DEL 73%

Vladimir Putin arrasa en Rusia en unos comicios en los que fue vetado su rival

Ganó las elecciones presidenciales rusas con su mejor porcentaje de la historia, un 76% de los votos con el escrutinio casi finalizado. Los comicios no contaron con la partiipación de Alexéi Navalni.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
En 2000, obtuvo un 52,94% de los votos. En 2004, logró un 71,31%. En 2012, un 63,60%. En 2018, un 76%. La estrategia de Vladimir Putin se aplicó en comicios a su medida y sin que pudiera participar su principal rival, Alexéi Navalni.



Dmitri Medvédev alcanzó un 70,28% cuando fue elegido presidente por cuatro años en 2008. Fue bajo su presidencia cuando se modificó la legislación para ampliar el mandato de 4 a 6 años y para permitir que un presidente pudiera permanecer en el puesto más de dos mandatos. En cuanto a la participación, fue de 65,34% en 2012, tras el 69,81% en 2008, cuando se votó a Medvédev, y del 68,70% en 2000 cuando Vladimir Putin fue elegido presidente por primera vez, tras ser designado como sucesor por Boris Yeltsin. Vladimir Putin, como presidente de Rusia, podrá permanecer en el Kremlin por un nuevo mandato de seis años, hasta 2024.

Proclamó su victoria en un multitudinario acto junto al Kremlin. "Rusia está condenada al éxito. Debemos mantener la unidad", aseguró. "Muchas gracias por el apoyo. Muchas gracias por el resultado. Vosotros sois nuestro equipo y yo soy miembro de vuestro equipo y todos los que votaron hoy forman nuestro gran equipo nacional", recalcó. 

Según ha informado la Comisión Electoral Central (CEC), en segundo lugar ha quedado el candidato comunista, el millonario Pável Grudinin, con el 12,18%. Le siguen el ultranacionalista Vladímir Zhirinovski con 5,91% de los sufragios, mientras la periodista Ksenia Sobchak habría logrado el 1,56%.

Vladimir Putin no solo era el favorito sino el único candidato con posibilidades. Las figuras que tal vez hubieran podido disputarle la presidencia del Kremlin fueron apartadas de la carrera presidencial

Unos 110 millones de rusos estaban llamados a votar en estas elecciones presidenciales en las que participaron por vez primera los habitantes de la anexionada península de Crimea, que cumple cuatro años de su reunificación con Rusia

La Rusia de Vladimir Putin no es la Unión Soviética pese a sórdidas estrategias de muertes de espías y opositores que recuerdan los tiempos de la Guerra Fría. Atención a un líder que ha introducido un factor desestabilizador en la acción diplomática como es el de la desinformación.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS