ESCENARIO PELIGROSO

Trump tensa al máximo la relación con Xi Jinping tras fuerte subida de aranceles

Estados Unidos dispara la tensión con China con una fuerte subida de los aranceles. (Foto: CNN)
Estados Unidos dispara la tensión con China con una fuerte subida de los aranceles. (Foto: CNN)
Venezuela, Corea del Norte, Irán y China. Cuatro crisis abiertas en canal. La guerra comercial que enfrenta a China y Estados Unidos desde hace un año entra en una nueva fase que es más peligrosa.
Donald Trump elevó al máximo su presión sobre República Popular China. Ordenó empezar el proceso de imponer aranceles a casi todo lo importado. A la vez aseguró que las negociaciones comerciales con Washington continuarán. Atención a un escenario de riesgos en muchas direcciones.



El presidente de los Estados Unidos se mueve de nuevo entre señales de apaciguamiento y amenazas contra Xi Jinping. A última hora del viernes sorprendió con un nuevo golpe.

Solo unas horas después de haber proclamado que las discusiones de los dos últimos días con enviados especiales de China habían sido "francas" y "constructivas", Donald Trump cumplió con una amenaza que viene lanzando desde hace meses.

El presidente "ordenó iniciar el proceso de aumentar los derechos de aduana a casi todo el resto de las importaciones que están estimadas en unos 300.000 millones de dólares", dijo el Representante Comercial de Estados UnidosRobert Lighthizer. Desde el año pasado, bienes importados por más de 250.000 millones de dólares fueron gravados con aranceles. Este mismo viernes, se elevó al 25% los aranceles de 10% que pesaban sobre productos valuados en 200.000 millones de dólares.

El presidente de los Estados Unidos ante dos escenarios:

Primero. Elevó al máximo la presión para que China ponga fin a sus masivos subsidios y prácticas distorsivas del comercio. Washington atribuye a ello su abultado déficit comercial bilateral.

Segundo. Peligro de comprometer la marcha de las negociaciones entre ambas potencias que han llegado a un punto de acerdo.

Donald Trump dijo que las conversaciones mantenidas en los dos últimos dos días fueron "francas" y que habrán de continuar, pero no dio ninguna fecha concreta. Por su parte el jefe negociador chino, Liu He, dijo  que el diálogo proseguirá en Pekín pese a los obstáculos encontrados.

La toma de contacto del vice primer ministro chino, Liu He, con Robert Lighthizer, representante de Comercio de Estados Unidos, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, duró tan solo 90 minutos. El encuentro no produjo los avances necesarios para evitar el alza de los aranceles. Esta vez, Donald Trump no recibió a LiU He en el Despacho Oval. Incógnitas sobre los próximos pasos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS