LA MANO DE MACRON

Trump escuchó las voces en Biarritz a favor de diálogo con Xi Jinping

Donald Trump en su reunión con el presidente egipcio,Abdelfatah al Sisi en Biarritz. (Foto: @realDonaldTrump)
Donald Trump en su reunión con el presidente egipcio,Abdelfatah al Sisi en Biarritz. (Foto: @realDonaldTrump)
Macron actuó para invertir en la reforestación de la Amazonia, promover una desescalada con China, y promover en el G7 la convicción de que las tensiones comerciales son malas para todos.
Emmanuel Macron puso la clave de la cumbre del Grupo de los Siete (G7) en evitar el choque frotal y las asperezas con Donald Trump. Actuó para una gobernanza de sentido común entre los líderes de Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Estados Unidos, Canadá y Japón. Y subrayó muy especialmente que esta gobernanza "es útil e importante, porque sin ella cada uno iría por su lado". "Se espera de nosotros que sepamos coordinarnos y actuar juntos con utilidad", enfatizó.



Las palabras de Emmanuel Macron calaron en pleno recrudecimiento de la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Se produjeron además en un momento en que  Donald Trump había amenazado con imponer aranceles al vino francés en respuesta a la aprobación en Francia de la llamada Tasa GAFA (por Google, Apple, Facebook y Amazon), una ley que obliga a los gigantes tecnológicos a pagar un impuesto del 3% sobre la facturación de su negocio digital.



Emmanuel Macron insistió además en que la cumbre del G7 debía trabajar para movilizar a sus siete países en la lucha contra el fuego en la Amazonía y para invertir en su reforestación. 

Los mensajes del presidente de Francia, y su manera de gestionar los encuentros en Biarritz podrían haber sido fructíferos. Donald Trump anunció que China quiere volver a las negociaciones comerciales con Estados Unidos y se mostró conciliador con Xi Jinping tras haberle atacado con dureza antes de viajar a Biarritz.



Aseguró además su "gran respeto" por el presidente chino, Xi Jinping, por dar este paso y señalar que "quieren un acuerdo" que ponga fin a la guerra comercial entre Washington y Beijing, que dura ya año y medio. Confirmó que su Administración ha recibido una comunicación de las autoridades chinas diciendo que están dispuestas a volver a la mesa de negociaciones para discutir un acuerdo comercial.

"China llamó la pasada noche a nuestros responsable comerciales y pidieron volver a la mesa. Es un acontecimiento muy positivo para todo el mundo", dijo durante unas breves declaraciones junto con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, con el que se reunió en las orillas de la cumbre del G7.

Trump destacó su "gran respeto" por el presidente chino, Xi Jinping, por dar este paso y señalar que "quieren un acuerdo" que ponga fin a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que dura ya año y medio. Pasos como este muestran "por qué Xi es un gran líder", ya que "comprende cómo funcionan las cosas".

Anunció que "empezaremos muy pronto" las conversaciones con Beijing y "veremos qué pasa", pero incidió en que "ellos quieren logran un acuerdo", algo que consideró "muy importante". ¿Un giro geoestratégico en Biarritz?

Comparte esta noticia

COMENTARIOS