EN ESTRASBURGO

Theresa May y Jean-Claude Juncker, cumbre de última hora sobre el Brexit

El ministro de Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, confirmó el viaje de Theresa May a Estrasburgo. (Foto: @simoncoveney)
El ministro de Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, confirmó el viaje de Theresa May a Estrasburgo. (Foto: @simoncoveney)
El ministro de Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, desveló la cumbre de último momento en la ciudad de Estrasburgo de Theresa May con Jean-Claude Juncker antes de la votación en los Comunes.


Theresa May y Jean-Claude Juncker eligieron la ciudad francesa de Estrasburgo -sede del Parlamento Europeo, el Consejo de Europa y el Tribunal de Derechos Humanos- para buscar un último escenario de entendimiento y diálogo.

Como presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker no quiere la caída de la primera ministra ni desea un escenario de caos político en Londres. Theresa May está pidiendo ayuda por su parte para evitar una nueva derrota en la Cámara de los Comunes que la puede debilitar de forma grave.



Desde el viernes 8 se han sucedido intensos contactos. La primera ministra habló telefónicamente con el presidente de la Comisión Europea. Pero no se ha logrado perfilar una propuesta sólida que se puede visualizar. Analistas políticos y económicos en Londres y Bruselas insisten en que el acuerdo de divorcio no está ratificado aún por los Comunes y que la negociación de última hora se estancó. Es decir, que se está caminando a un escenario de confusión que puede generar una ruptura con caos.

Definitivamente este lunes 11 por la mañana se supo que la primera ministra ha rechazado el plan de acuerdo a la carrera sobre la cuestión irlandesa, la llamada salvaguarda (el término backstop de la negociación). En Bruselas y Londres no se minimizan los riesgos de un escenario atropellado con opciones entre el aplazamiento, el acuerdo de último momento, el Brexit sin acuerdo, las elecciones anticipadas e incluso un segundo referéndum.

Nigel Dodds, del Partido Unionista Democrático (DUP) y Steve Baker, del ala euroescéptica del Partido Conservador, han advertido claramente del riesgo de una segunda, y grave, derrota en los Comunes de la primera ministra. Yvette Cooper, del Partido Laborista, insiste en que los Comunes deben asumir el control de un momento decisivo si la primera ministra no logra establecer un consenso. De nuevo un ambiente de crispación, desasosiego y profunda controversia.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS