ATAQUE CON GAS

Theresa May acusa con dureza a Vladimir Putin en el caso del expía Skripal

Theresa May señala a Rusia por el envenenamiento del exespía. (Foto: BBC)
Theresa May señala a Rusia por el envenenamiento del exespía. (Foto: BBC)
La primera ministra exigió explicaciones. Consideró "altamente probable" que Rusia haya atacado con gas nervioso al exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, en el sur de Inglaterra.
Theresa May acusó directamente a Rusia. Presentó pruebas concluyentes en el Parlamento. Los servicios secretos del Reino Unido no lo dudan. Vladimir Putin, desde sus golpes en Crimea y Ucrania, actúa abiertamente contra disidentes y exespías. Implacable contra los críticos del putinismo.



Para el Reino Unido es “altamente probable” que Rusia haya intentado asesinar con gas nervioso al exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, en el sur de Inglaterra. Theresa May comunicó pruebas concluyentes.

Aseguró que el ataque fue con "un agente nervioso de grado militar de un tipo desarrollado por Rusia". Theresa May se refirió además abiertamente al “reciente historial de Rusia de llevar a cabo asesinatos patrocinados por el Estado”.

"Solo hay dos explicaciones posibles para lo que pasó en Salisbury el 4 de marzo. O bien fue una acción directa del Estado ruso contra nuestro país. O el Gobierno ruso ha perdido el control de este agente nervioso de efectos potencialmente catastróficos y ha permitido que llegue a manos de otros", apuntó Theresa May.

La primera ministra fue implacable en su análisis sobre cómo actúa Vladimir Putin. Se refirió a la anexión ilegal de Crimea, el conflicto en el Donbás, la repetida violación del espacio aéreo de Estados europeos, la campaña de ciberespionaje, la injerencia en elecciones, y el asesinato del exespía Alexander Litvinenko en Londres.

"Después de la muerte de Litvinenko expulsamos a diplomáticos rusos, suspendimos la cooperación en seguridad, rompimos planes bilaterales sobre visados y congelamos los activos de los sospechosos. Hemos liderado el camino de asegurar duras sanciones para la economía rusa. Ahora debemos prepararnos para tomar medidas aún más amplias", dijo Theresa May exigiendo explicaciones al Kremlin.

Skripal, exespía ruso, se convirtió en agente doble al servicio del MI6. Fue detenido y condenado en Rusia. Tras quedar en libertad, recibió refugio en Reino Unido y se instaló en Salisbury. Skripal y su hija Yulia, de 33 años, sufrieron un ataque con un gas nervioso. Están en estado crítico. Sigue grave también el agente Nick Bailey quien acudió a socorrerles. Para Theresa May todo lo sucedido en Salisbury es especialmente grave.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS