UN PASO GRAVE

Terremoto político al aceptar Sánchez el mediador impuesto por Torra

Inés arrimadas, la primera en advertir del grave paso de Pedro Sánchez. (Foto: FB)
Inés arrimadas, la primera en advertir del grave paso de Pedro Sánchez. (Foto: FB)
Inés Arrimadas y Albert Rivera subrayaron el rechazo de Ciudadanos a la grave cesión de Pedró Sánchez para salvar la enmienda a los Presupuestos de ERC y PDeCAT. Quim Torra impuso su plan.
"No nos extraña que Sánchez haya ocultado las exigencias de Torra. Es indignante y una auténtica vergüenza que un Presidente del Gobierno siga blanqueando a un señor que insulta de esta manera a nuestro país y viola nuestros derechos", el tuit de Inés Arrimadas.

"Sánchez vuelve a ceder ante los separatistas y acepta un ‘mediador’ para negociar privilegios con Torra. Una humillación intolerable para España. Ya basta, señor Sánchez, no todo vale por el poder. Convoque #EleccionesYa", el tuit de Albert Rivera.

Inés Arrimadas, a quien Pedro Sánchez no ha convocado a ningún encuentro desde su llegada a La Moncloa, pese a ser la jefa de la oposición en Cataluña, fue contundente en sus declaraciones a El Matí de Catalunya Ràdio. Anticipó un martes negro. Tristemente cumplió.

"El futuro de 47 millones de españoles no puede estar en manos de partidos que quieren romper España”, subrayó tras la enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de ERC y PDeCAT que supuso un ultimátim en toda regla a La Moncloa.

"No nos vamos a sumar a ese juego del sanchismo de alargar su presidencia a toda costa, de poner España en manos de fugados de la Justicia y de personas que están en la cárcel por haber dado un golpe a la democracia”, aseveró

En un martes aciago, el presidente del Gobierno mostró que está decidido a sacar adelante sus Presupuestos y agotar la legislatura a cualquier precio. El primer paso lo dio al aceptar una figura mediadora o coordinadora entre el Gobierno y la Generalitat para debatir el futuro de Cataluña. Una de las condiciones impuestas por Quim Torra. La Generalitat quiso confirmarlo al desvelar el documento íntegro de los 21 puntos exigidos a Pedro Sánchez en la cumbre de Pedralbes.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, ratificó por su parte el paso dado por el Gobierno de cumplir la primera exigencia de Quim Torra. Ciudadanos lo calificó de genuflexión ante los separatistas porque implica reconocer soberanía a la otra parte al colocarla en un plano de igualdad con el Estado. El Partido Popular, lisa y llanamente, advirtió de la traición a España. Para el ala del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) critica con el sanchismo, el momento es bien delicado.

De manera tozuda se ha impuesto la evidencia. la evidencia Una de las condiciones de los secesionistas se cumplió justo después de que ERC y PDeCAT lanzaran su ultimátum.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS