EL MIEDO ESCÉNICO

Recorrer una milla extra, el pacto de Von der Leyen y Johnson para evitar el caos

Von der Leyen lanzó la iniciativa de la última milla. (Foto: DW)
Von der Leyen lanzó la iniciativa de la última milla. (Foto: DW)
Volvieron a hablar y acordaron mantener la negociación en las conversaciones frenéticas que Reino Unido y Unión Europea mantienen para evitar una salida caótica el próximo 1 de enero.
Enorme movilización empresarial sobre el 10 de Downing Street para evitar un clima de caos y colapso el 1 de enero de 2021 en el Reino Unido. De manera inteligente, Ursula von der Leyen lanzó desde Bruselas, en una nueva cumbre telefónica, la iniciativa de la última milla para dar una oportumidad definitiva a un acuerdo razonable y sensato que sirva a las empresas y a los ciudadanos en el momento de una gran incertidumbre mundial.



El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que el Reino Unido y la Unión Europea "aún están muy lejos en asuntos clave", pese a la decisión de ambos de seguir negociando un pacto pos-Brexit. En declaraciones a la BBC, aseguró que su Gobierno "no se retirará de las conversaciones" con los Veintisiete, porque "un acuerdo es todavía posible" si la Unión Europea lo desea.

Al mismo tiempo, instó a los ciudadanos y a las empresas del Reino Unido a prepararse para separarse de la Unión Europea sin tratado al término del periodo de transición el 31 de diciembre y empezar a comerciar bajo las normas genéricas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Previamente, Johnson y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, emitieron un comunicado conjunto en el que anunciaron que las partes seguirán negociando "para ver si se puede alcanzar un acuerdo" sobre la futura relación bilateral, aunque sea a última hora.

Johnson y Von der Leyen, que se habían marcado este domingo como fecha tope para decidir el rumbo de las conversaciones, hablaron por teléfono sobre las cuestiones pendientes y decidieron mantener el diálogo.

Sin embargo, en sus declaraciones a la cadena pública el líder conservador subrayó que el desenlace "más probable" es que el Reino Unido se separe de la Unión Europea sin pacto a final de año y pase a comerciar, el 1 de enero, al amparo de las normas arancelarias de la OMC.

"Pase lo que pase, al Reino Unido le irá muy muy bien", afirmó. Johnson explicó que repitió su oferta de hablar personalmente con líderes europeos, en países como Francia o Alemania, pero dijo que la Comisión Europea insiste en mantener las conversaciones entre ellos. "A ver qué podemos conseguir pero, mientras tanto, prepárense con confianza para el 1 de enero, para comerciar según la OMT", manifestó.

Sobre el tono quizás más optimista percibido en la declaración pública de Von der Leyen, lo precisó. "Si Ursula está optimista, me parece genial, pero por lo que yo veo todavía hay asuntos muy difíciles que separan al Reino Unido y la Unión Europea".

Estas cuestiones continúan siendo las normas y mecanismos para garantizar una competencia justa y el acceso a las aguas de pesca del Reino Unido tras su salida de las estructuras europeas al fin del periodo transitorio posterior al Brexit, que se ejecutó oficialmente el pasado 31 de enero.

"El Reino Unido debe seguir intentándolo, es lo que la gente de este país querría" y lo hará "con creatividad" y "con el corazón", pero no hará concesiones en su voluntad de "controlar las leyes y las pesquerías", dijo Johnson.

Antes de esta intervención, que tanto podría ser una posición firme como una estrategia negociadora, el ministro de Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, opinó que es "una buena señal" que Londres y Bruselas hayan decidido seguir negociando el pacto pos-Brexit.

En un mensaje en Twitter, Coveney señaló que es hora de mantener la calma y "permitir a los negociadores hacer progresos" incluso en la recta final. "El comunicado conjunto sobre las negociaciones del Brexit es una buena señal. Un acuerdo es claramente muy difícil pero posible", manifestó.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS