El precio del cobre entra en zona de peligro

El cobre en máximos históricos.  (Foto Freepik)
El cobre en máximos históricos. (Foto Freepik)
El alto precio del cobre amenaza la fabricación de aires acondicionados y otros electrodomésticos, y los fabricantes se pasan al aluminio.
El precio del cobre ha alcanzado récords históricos: en los momentos actuales llega a 9.255 dólares la tonelada, pero en mayo superó los 10.000. Esto ha obligado a sectores donde tradicionalmente se utiliza a bajar la demanda del metal.

Uno de estos sectores es el de la fabricación de aires acondicionados –en China, por ejemplo, el 15 % de la demanda de cobre está dirigida a electrodomésticos–, y en virtud de los altos precios están buscando sustituir el cobre por aluminio.

Concretamente, el principal productor mundial de aires acondicionados, la empresa japonesa Daikin Industries, analiza y planifica la eliminación del cobre de todos sus productos para 2025.

Según el director del Instituto de Investigación de Aparatos Eléctricos Domésticos de China, Song Jingxue, el incremento en los precios de las materias primas, específicamente el cobre, aumenta la presión sobre los fabricantes de aires acondicionados.

Sin embargo, insiste en que el aumento de precios no puede trasladarse al cliente y se inclina por alternativas más económicas, como el aluminio, que abarataría los costes de producción.

Por qué se dispararon los precios

El sector de las nuevas energías, cuyo uso del cobre es primordial para la fabricación de coches eléctricos, ha contribuido a que los precios del cobre se disparen en su máximo histórico en mayo de este año.

Incluso, las previsiones esperan que aumente todavía más, todo lo cual ha generado una inflación en los costes de fábricas chinas. Tal situación ha obligado al gobierno asiático a planificar la reducción de este metal y a no depender de fuentes extranjeras.

Iniciativas para sustituir el cobre

Daikin Industries fabrica productos con aluminio desde el año 2013, un metal no ferromagnético mucho más barato que el cobre.

Los altos precios de este último han acelerado los cambios en la fabricación de aires acondicionados y otros electrodomésticos, según indicara a Bloomberg el portavoz de la empresa nipona, Takashi Abe.

La compañía actualmente produce más del 10 % de los aires acondicionados a nivel mundial, y utiliza alrededor de 90.000 toneladas de cobre anuales.

Otra empresa japonesa, Fujitsu General, también ha comenzado a sustituir piezas de cobre por aluminio, según ratificó Takeshi Tobari, portavoz de la citada compañía.

China, por su parte, ha usado sus reservas de algunas materias primas para contener los precios en su mercado interno, subastándolas.

En términos concretos, subastó 70.000 toneladas de aluminio, 50.000 de zinc y 30.000 de cobre, y esta es la tercera vez lo hace desde comienzos del verano, siendo que las anteriores ocasiones subastó 270.000 toneladas.

Este uso de las reservas de materias primas preocupa al gobierno comunista de Xi Jinping, que ha pedido que se administren inteligente y conscientemente, según publicara Reuters, aunque no descarta que se sigan utilizando para frenar los costes de fabricación del país.

En dos meses, China lleva subastadas 420.000 toneladas de cobre. Habrá que ver si en un futuro próximo tales medidas han tenido los efectos buscados.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS