POR CUATRO VOTOS

Philip Hammond y Carolyn Fairbair evitaron el Brexit del caos

Philip Hammond, llamada seria a evitar el caos. (Foto: CC/FT)
Philip Hammond, llamada seria a evitar el caos. (Foto: CC/FT)
"Este circo tiene que acabar". La directora general de la patronal británica estalló. Antes, el secretario del Tesoro advirtió de la enorme gravedad de la votación. Rechazo por cuatro votos a Brexit sin acuerdo.


Existe una fractura en Reino Unido entre Partido Conservador y Partido Laborista. Fue el inquietante aviso dejado para la Comisión Europea de una sesión abrasiva en la Cámara de los Comunes donde se caminó por horas al borde del precipicio. Philip Hammond y Carolyn Fairbair, el secretario del Tesoro, y la directora general de la CBI, la patronal británica, advirtieron de la máxima gravedad del momento.



El Parlamento rechazó la opción de un Brexit sin acuerdo. Mostró a la vez a una Theresa May muy debilitada, perdiendo totalmente la voz..

Atención a que se rozó un momento peligroso. La primera ministra optó por la estrategia de una moción que rechazara la salida de la Unión Europea sin un acuerdo de retirada y sin un marco para la futuro relación. 

La diputada conservadora Caroline Spelman planteó abiertamente rechazar la opción del No acuerdo. La enmienda fue aprobada por una mayoría de sólo cuatro votos (312 a 308). La votación final después se decidió por una mayoría más amplia de 43 votos (321 a 278) por la fuga de 17 diputados conservadores que se unieron a los laboristas, los nacionalistas escoceses, los liberal-demócratas y el grupo independiente. Theresa May dio libertad de voto.

Dos intervenciones muy significativas.

El secretario del TesoroPhilip Hammond, llamó a la necesidad de buscar un consenso y advirtió del Brexit como crisis de perdedores. "No podemos permitir que la incertidumbre continúe. Lo que está ocurriendo perjudica a nuestra economía y a nuestra reputación en el mundo", advirtió con gravedad..

Carolyn Fairbairn, directora general de la patronal británica CBI, fue contundente. "¡Este circo tiene que acabar!", recriminó con dureza a los diputados "Ya hemos tenido bastante. Lo que hace falta ahora en objetivo común de todos los partidos para proteger los empleos y el nivel de vida de los británicos". fue su llamamiento.

En esta nueva y agitada sesión en la Cámara de los Comunes hubo un momento en que la primera ministra perdió la voz. En su lugar intervino Michael Govie, el ministro de Medio Ambiente. Por las paradojas de la vida, intervino quien fue el gran rival de Theresa May en la etapa de ser ministros bajo el mandato de David Cameron.

Por el momento los Comunes han señalado que no quieren un Brexit sin acuerdo. Son partidarios de una prórroga. Pero saben aún para qué la quien ni por cuánto tiempo. Brexit camina de crisis geopolítica a drama nacional de Reino Unido. De nuevo este jueves 14, el culebrón continua en los Comunes.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS