NERVIOS EN MONCLOA

Pedro Sánchez, Pablo Casado y Albert Rivera, el test de Andalucía

Pablo Casado en su visita en Almería a la cooperativa agrícola Biosabor. (Foto: @PabloCasado)
Pablo Casado en su visita en Almería a la cooperativa agrícola Biosabor. (Foto: @PabloCasado)
Pedro Sánchez redujo a dos mítines sus actos (Chiclana y Marbella); Pablo Casado en once de los quince días; y Albert Rivera e Inés Arrimadas en el mayor esfuerzo desde la campaña en Cataluña.
Fin de la precampaña en Andalucía con sondeos indicando el desgaste de Susana Díaz (las encuestas de los nativos digitales El Español y El Confidencial) y mostrando un escenario abierto que apunta en tres direcciones:

1. Primera hipótesisSusana Díaz gana sin victoria absoluta pero no logra formar gobierno con única salida de nuevas elecciones.

2. Segunda hipótesis: Susana Díaz dimite tras la exigencia de Teresa Rodríguez (el ala anticapitalista de Podemos) de una coalición de Unidos Podemos (Adelante Andalucía) con PSOE y nuevo liderazgo en el Palacio de San Telmo.

3. Tercera hipótesis: Partido Popular y Ciudadanos, quedando fuera Vox, consiguen 55 escaños y logran una alianza inédita de gobierno en Andalucía y España abriendo un cambio político no producido en esta comunidad en la historia de la democracia.

Las proyecciones políticas de la precampaña:

- Partido Socialista Obrero Español (PSOE) (izquierda socialdemócrata): De 35,4% y 47 escaños en las elecciones de 2015, a 30,2%, y una horquilla entre 38 y 36 diputados. En el peor escenario, Susana Díaz podría caer once escaños en lo que sería un varapalo para La Moncloa, el sanchismo y el PSOE. Susana Díaz podría ganar las elecciones pero no conseguiría formar gobierno. La hipótesis de nuevas elecciones, un escenario no descartado en el Palacio de San Telmo.

- Partido Popular (PP) (derecha): De 26,8% y 33 escaños en las elecciones de 2015, a 20,4%, y entre 26 y 24 escaños. Mariano Rajoy habló con Pablo Casado de la campaña en Andalucía. Alberto Núñez Feijóo, dispuesto a apoyar esta campaña. Movilizada toda la plana mayor del PP. La lucha contra la abstención en el PP, la clave verdadera de esta elección. Si Pablo Casado logra una masiva movilización del electorado de la derecha, habrá un cambio político en Andalucía. Si el PP pierde 9 escaños, un varapalo para la gestión de Pablo Casado. Mucho en juego en esta elección tras quedar fuera del partido Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal.

- Podemos (izquierda radical): De 21,7% y 20 escaños en las elecciones de 2015, a 18.6%, y entre 22 y 20 escaños bajo la coalición Adelante Andalucía. Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez han chocado. Esta campaña se va a vivir bajo las tensiones en el Ayuntamiento de Madrid en Ahora Madrid. Lucha y forcejeo entre neocomunistas y anticapitalistas. Teresa Rodríguez busca tumbar a Susana Díaz. Pedro Sánchez observa el otro ángulo de la batalla. El fin de su rival a manos de Podemos. Un giro en el Palacio de San Telmo a la izquierda radical y anticapitalista, la mayor preocupación de las clases medias en el campo y la ciudad en Andalucía donde se respira el deseo de un cambio político.

- Ciudadanos (centro): De 9,3% y 9 escaños en las elecciones de 2015 a 22,4% y entre 26 y 24 escaños. Puede ser el gran protagonista de estas elecciones. Si da este salto, confirmará, tras su éxito en Cataluña (como primera fuerza en votos y escaños), el liderazgo de Alberto Rivera. Ciudadanos está recibiendo fugas de votos del PSOE, creciendo a la vez en campo y ciudad, y avanzando en todas las capitales de Andalucía (oeste, centro y este).



- Vox (extrema derecha): No existía en las elecciones de 2015. Podría conseguir en torno 4.2%, y entre 2 escaños y ninguno. La fuga de votantes del PP a Vox, si no se traduce en ningún escaño, se convertirá en votos perdidos perjudicando a la causa del cambio político en Andalucía.
 

- Lola Paredes, analista política. Pertenece a la Comunidad de blogueros de  .

Comparte esta noticia

COMENTARIOS