TECHO DE GASTO

Pedro Sánchez, abandonado por los aliados de la moción de censura

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Foto: @Congreso)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Foto: @Congreso)
El Congreso de los Diputados rechazó los objetivos de déficit y deuda, y el límite de gasto no financiero del Estado para la elaboración de los Presupuestos de 2018. Derrota política y económica.
El IBEX 35 rompió a barrera de los 9.800 puntos tras sumar un 1,5% en la semana. Fue necesario el visto bueno mayoritario a la avalancha de resultados para acabar con su bloqueo en los 9.700 puntos, que se había prolongado durante 12 sesiones. El IBEX 35 cerró el viernes 27, último de julio, en verde, con +0,90% y puntos 9.867,90. Con prima de riesgo en 96 y bono a 10 años en 1,37%.

En el plano económico, se observa la situación política en su justa dimensión. Pedro Sánchez, al frente de un Gobierno de extrema debilidad, solo llegaría a la primavera de 2020 -como pretende- aceptando que no tiene margen de maniobra. 

En el plano político, una dura derrota, sin paliativos, y con un cierto marco humillante. El presidente del Gobierno se vio abandonado por la alianza que le apoyó en su moción de censura para echar a Mariano Rajoy de La Moncloa.

Rechazados los objetivos de déficit y deuda, y techo de gasto, el límite de gasto no financiero del Estado para la elaboración de los Presupuestos de 2018. El Gobierno de Pedro Sánchez solo logró el apoyo de su grupo, el PSOE, y del PNV, 88 votos frente a 173 en contra y 86 abstenciones.

Atención a un escenario político y económico complicado. Pedro Sánchez solo tiene dos opciones. O presenta otro techo de gasto antes de 30 días y y lo somete de nuevo al voto de Congreso de los Diputados y Senado, o acepta los objetivos y límite de gasto trazado por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Existe un tercer camino, el que le exige Podemos y los dos partidos independentistas de Cataluña, ERC y PDeCAT. En esa hipótesis tendría que modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria que permite desde 2012 al Senado vetar los objetivos de deuda y déficit y el límite de gasto no financiero.

El tercer camino es una opción polémica y compleja. Enviaría además el peor aviso a la Comisión Europeo y podría abrir dentro del Partido Socialista (PSOE) un serio debate interno y una contestación al liderazgo de Pedro Sánchez. No se puede cambiar a golpe de decreto y exigiría tiempo, desgaste y dura batalla política.

La ministra de HaciendaMaría Jesús Montero, anunció que cumplirá la ley y dentro de un mes volverá con la misma senda presupuestaria. Llamó a la reflexión. ¿Qué marco de diálogo y negociación se puede abrir con Podemos (Unidos Podemos, ERC y el PDeCAT bajo la influencia directa ahora de Carles Puigdemont? Ese es otro debate y otras coordenadas.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS