ESCENARIO PREOCUPANTE

El paro sube en junio en su mayor alza en este mes desde 2008

El coronavirus deja un 28% más de paro que en junio del año pasado. (Foto: Antena 3)
El coronavirus deja un 28% más de paro que en junio del año pasado. (Foto: Antena 3)
5.107 parados en junio. El paro se dispara un 28% en el verano del coronavirus. La recuperación del mercado laboral pierde fuelle. Síntomas de debilidad de la temporada veraniega.
Cifras llenas de detalles y atención a la letra pequeña. El dato es muy concluyente. El paro sube en junio en 5.107 personas y registra su mayor alza en este mes desde el año 2008. Un verdadero mazazo.

El paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en 5.107 personas respecto al mes anterior, lo que supuso un incremento del 0,1%. Sin embargo, al mismo tiempo, en este mes hubo 68.208 afiliados más y 1,1 millones de personas salió del ERTE.

Trabajo ha subrayado que en las cifras de desempleo tuvieron un impacto importante el grupo de los demandantes "sin empleo anterior". Concretamente, la nota del Ministerio ha destacado que 14.781 personas, el 48% del total de las que se han registrado bajo este epígrafe en todo el territorio, lo han hecho en la Comunidad Valenciana para optar a la oferta pública de empleo como "auxiliar planes de contingencia playas COVID- 19" que requería la inscripción en las oficinas del SEPE como requisito. "Sin esta circunstancia excepcional, el paro registrado habría descendido en unas 9.000 personas", ha asegurado Trabajo. De cualquier forma, el total de personas paradas inscritas en las oficinas del SEPE ascendió en junio a 3.862.883.

Hay que destacar que en junio se redujo el paro en todos los sectores excepto en la agricultura.

De esta forma, el desempleo bajó, sobre todo, en el sector servicios, con 27.319 parados inscritos menos; de manera significativa en la construcción, con 15.927 desempleados inscritos menos, más del triple de caída del año anterior y también se redujo en la industria, con 7.770 desempleados inscritos menos.

La agricultura sumó 25.342 personas paradas más, como viene siendo habitual en el mes de junio, por la finalización de la campaña de la fruta. El 71% de este incremento se concentra en Andalucía.

Además, hay que subrayar que el paro femenino continuó aumentando, con 24.240 mujeres más en las listas del paro; mientras que el paro masculino se redujo en 19.133 desempleados inscritos menos.

Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.624-337 personas, lo que representa un aumento de 68.208 cotizantes respecto a mayo (un 0,37%) más, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha destacado que es el segundo mes consecutivo en el que aumenta la afiliación media.

No obstante, si se atiende el dato de último día de mes (por tanto, no en valores medios), el sistema perdió 99.906 cotizantes entre el 1 y el 30 de junio, con una caída muy acusada el último día del mes (-161.500).

En términos desestacionalizados, la afiliación aumentó en junio en 29.477 personas, su primer incremento tras los descensos registrados en los tres meses anteriores.

El mes pasado creció la afiliación mensual en todos los regímenes de la Seguridad Social, con la excepción del carbón. El régimen general, cuya tasa aumentó de media respecto a mayo un 0,28%, registró un incremento de 42.728 afiliados hasta los 15.314.801. El agrario, sin embargo, marcó un descenso de cotizantes del 5,26%, es decir, 41.596 afiliados menos. También bajó la ocupación en el sector de las empleadas del hogar, en 208 personas (-0,06%).

Si consideramos el régimen general en sentido estricto -sin agrario ni hogar- se anotó un aumento de 84.532 afiliados (0,60%) que situó el total en 14.190.767.

Por sectores, en el régimen general, destacó el crecimiento en la construcción, con 40.383 afiliados más (lo que supone una subida del 5,04% intermensual); en comercio, con 26.709 más (1,15%), actividades Administrativas y servicios auxiliares, que sumó 22.610 afiliados (1,88%) y hostelería, con 20.653 afiliados más (1,82%).

La industria manufacturera también sumó 10.614 afiliados (0,59%).

En sentido contrario, la bajada más acusada correspondió al sector de educación que pierde 45.396 afiliados coincidiendo con el final de curso, cifra inferior a la registrada en el mismo mes de 2019. También el sector agrario registró un descenso en 41.596 ocupados que coincide con la finalización de algunas campañas agrícolas.

El régimen de autónomos contó con 3.245.252 afiliados medios, tras un aumento de 24.345 (0,76%), una subida que casi triplica la correspondiente a junio de 2019 (8.745) y el régimen del mar registró 63.082 ocupados, 1.137 más que en mayo (1,84%).

Finalmente, el carbón se situó en 1.201 afiliados medios (-4).

Desde que arrancó mayo han salido de ERTE 1,56 millones de afiliados al sistema. En junio, 1,17 millones de trabajadores han abandonado esta situación. De estos, 1,05 millones de trabajadores han abandonado en junio la situación de ERTE de fuerza mayor.

Las comunidades autónomas con más afectados por ERTE en junio eran Cataluña, Comunidad de Madrid y Andalucía.

EL SEPE abonó en mayo 5.986.864 prestaciones, lo que supuso el desembolso de 5.526 millones de euros, según ha informado Trabajo.

El Ministerio ha detallado que este "nivel máximo de protección" es el resultado de sumar las prestaciones de quienes estaban desempleados antes de la crisis sanitaria, quienes han perdido su empleo como resultado de esta y las personas que se encuentran afectadas por ERTE.

Del importe total de prestaciones abonado en mayo, 3.318 millones se dedicaron a pagar prestaciones por ERTE y 2.208 millones a prestaciones por desempleo, tanto a nivel contributivo como asistencial.

Trabajo ha señalado que en mayo recibió 2,8 millones de solicitudes de prestación, un 330,7% más que en el mismo mes del año anterior, y que se tramitaron 2,3 millones, un 270,2 % más.

Al cierre de mayo, había 4,95 millones de beneficiarios, un 183,5% más, con una cobertura del sistema de protección por desempleo del 134,8%, una tasa que supera el 100 % debido a que quienes reciben prestaciones contributivas por ERTE no computan como parados.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 1.129,2 euros y la cuantía de la prestación contributiva, en 817,2 euros.


 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS