CONCLUSIÓN FINAL

Paralelismo en las tragedias de Germanwings y del vuelo MH370 de Malaysia Airlines

El desenlace de una larga investigación. (Foto: 60Minutes/Australia)
El desenlace de una larga investigación. (Foto: 60Minutes/Australia)
Punto final a lo que era el mayor misterio en la historia de la navegación aérea. La versión australiana de "60 Minutes" de la cadena Nine Network desveló las incógnitas del vuelo que nunca llegó a Pekín.
El copiloto Andreas Lubitz estrelló el Airbus A320 de la compañía Germanwings en los Alpes porque no podría cumplir su gran sueño de trabajar en Lufthansa como capitán en un avión de larga distancia. El capitán Zaharie Ahmad Shah también decidió suicidarse según las conclusiones finales de un papel de investigación. Es el balance final de la investigación sobre el misterio del vuelo MH370 de Malaysia Airlines.



Un equipo del programa 60 Minutes (con especialistas de aviación civil, el exjefe de la Oficina de Seguridad de Trasporte de Australia, yun oceanógrafo) presentaron las conclusiones sobre les escenarios más probables de las últimas horas del vuelo desaparecido en 2014. Es el desenlace de un misterio, una larga investigación de los medios, y masivas operaciones de rescate en el Índico Sur.

Inicialmente el vuelo estaba pautado entre Kuala Lumpur (Malasia) y Pekín (China). Perdio contacto con los radares el 8 de marzo de 2014, 40 minutos después del despegue y tras un abrupto viraje. Desapareció. Una gran operación de rescate, de tres fases, le buscó sin resultados en el profundo Índico Sur. Algunas piezas del aparato aparecieron en las costas de África, en la isla de San Andrés, en Reunión. La investigación final apunta a un suicidio meticulosamente previsto.

Según las conclusiones de la investigación, el comandante del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecidp en el Océano Indico el 8 de marzo de 2014 con 239 personas a bordo,"eludió deliberadamente los radares". Fue una misión suicida y muy bien planificada.

Martin Dolan, el hombre que durante dos años guió las búsquedas submarinas, señaló que se trató de una acción "planificada deliberadamente en el curso de un período de tiempo prolongado".

La misión "fue planificada meticulosamente para hacer desaparecer el aparato". Incluso se cuidó el plan de vuelo a través de la frontera entre Tailandia y Malasia para evitar una intervención, apuntó Simon Harvey, un piloto británico con larga experiencia al frente de un Boeing 777 en las rutas de Asia.

Según el investigador Larry Vance, especializado en accidentes aéreos, el capitán Zaharie Amad Shah se puso una máscara de oxígeno antes de despresurizar el avión para que los pasajeros y los tripulantes perdieran la conciencia. "Se estaba suicidando y desafortunadamente estaba matando a todos los otros a bordo y lo hizo deliberadamente", señaló.

El informe final de la investigación señala que fue una tragedia muy similar al del vuelo de Germanwings 9525 en la ruta entre Barcelona y Düsseldorf.

En los detalles de las conclusiones hay notas dramáticas:

- En los últimos instantes del vuelo, todos los pasajeros y la tripulación estaban probablemente inconscientes. Solo el comandante, tras la despresurización del Boeing 777, volaba hacia la muerte. Quiso evitar las llamadas de auxilio a través de los teléfonos móviles.

- Por dos veces el comandante giró a la izquierda. Desvió el avión cerca de Penang, en Malasia, su ciudad natal. Zaharie Ahmad Shah quiso mirar desde la cabina, hacer su despedida. La investigación orilló especular sobre las causas de su suicidio, y los oscuros móviles. No se trató, señalaron sin embargo, de un acto terrorista o político.

- "Zaharie movió el ala para ver Penang, su ciudad natal", aseguró Simon Hardy. "Si miras atentamente, puedes ver que es un giro a la izquierda, y luego comienza un largo giro a la derecha. Y luego gira hacia la izquierda. Así que pasé un largo rato pensando sobre qué podría ser, la razón técnica detrás de esto, y después de dos meses, tres meses pensando sobre el asunto, finalmente tuve la respuesta: alguien estaba mirando por la ventana. Pudo ser un largo, emotivo adiós. O un pequeño y emotivo adiós a su ciudad".

- El comandante pilotó con tranquilidad y sin presión, de forma macabra y siniestra, a su destino final, posar el avión y hundirñp en el Índico Sur más profundo e inesplorable. Quería borrar todas las huellas y destruir las cajas negras. "El punto más debatido es el momento en que el piloto apagó el  transpondedor, despresurizó el avión, lo cual dejó inconscientes a los pasajeros", dijo Larry Vance "Se estaba matando. Desafortunadamente, estaba matando a todos a bordo. Y lo hizo a propósito", desveló.

- ¿Cómo pudo un avión, rastreado por radares y satélites, simplemente desaparecer? Porque Zaharie, quien tenía casi 20.000 horas de vuelo de experiencia y hasta había construido un simulador de vuelo en su casa, sabía exactamente cómo hacerlo. En un momento voló cerca de la frontera entre Malasia y Tailandia, entrecruzando el espacio aéreo de ambos países. De esta manera ningún país vería el avión como una amenaza porque estaba en el límite entre los dos espacios aéreos.

La investigación apunta, de forma dramática, a la importancia del factor humano. La responsabilidad que las compañías dejan en sus tripulaciones. La enorme importancia de los chequeos, las comprobaciones, y el rol de quiens pilotan complejas aeronaves, muy sofisticadas, seguras y casi perfectas. Pero expuestas plenamente a un acto de locura criminal o de suicidio que, además de personal, es también colectivo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS