MARÍN ADVIERTE

La negociación de PP y Vox encalla el pacto con Ciudadanos en Sevilla

Juan Marín admitió que encalló por el momento el acuerdo programático. (Foto: 24h/TVE)
Juan Marín admitió que encalló por el momento el acuerdo programático. (Foto: 24h/TVE)
Juan Marín, Marta Bosquet, José Manuel Villegas y Ana Llopis, firmes en el rechazo a los acuerdos de PP y Vox fuera del núcleo de la negociación. Freno a lo que Pablo Casado daba por hecho.
Todo estaba previsto para que este lunes 17 se confirmara en Sevilla en pacto de Partido Popular y Ciudadanos. No ha podido ser. Puede que el acuerdo final sea un pacto de PP y Ciudadanos, apoyado por Vox en la investidura. Pero no se descartan otros escenarios.



Ciudadanos, que es un partido liberal y de centro, advirtió a Partido Popular (PP), la derecha, de no negociar con Vox, la ultraderecha, antes de los primeros contactos formales. Pablo Casado y Juan Manuel Moreno no tuvieron ni sensibilidad ni lucidez política al precipitarse en una negociación que exige finura y tacto. Por lo que ahora las conversaciones van a ser más complejas. De entreda no habrá acuerdo antes del martes 25. 

Las conversaciones se reconducen a la composición de la Mesa del Parlamento de Andalucía. Ciudadanos invitó al Partido Socialista (PSOE) a estas conversaciones.

Desde el primer momento, Ciudadanos y Partido Popular estuvieron de acuerdo en no pactar con Vox. La hoja de ruta inicial pretendía el compromiso de involucrar al PSOE (de forma activa o pasiva) para poder abrir un gobierno de alternancia formado por Partido Popular y Ciudadanos.

"Si creía el Partido Popular que en cuatro días íbamos a despachar una cosa con tantísimas derivadas y tan compleja, y tan larga, no puede ser. No puede ser, va a ser lento, va a ser difícil, va a tomar su tiempo,y mucha calma", avisó el lunes por la mañana en Madrid Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario de Ciudadanos.

En Sevilla, efectivamente el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, confirmó que las conversaciones están encalladas. "No ha sido posible cerrar el acuerdo programático porque hay diferencias", señaló Juan Marín

Indudablemente los votantes de centro, derecha y extrema derecha castigarían de forma durísima la incapacidad para lograr un acuerdo. Si estas conversaciones se frustran, podrían producirse nuevas elecciones en un contexto muy diferente.

El Partido Popular de Pablo Casado erró en precipitarse y en no darse cuesta de las conversaciones realmente cruciales en Sevilla de un tiempo nuevo. Vox, de Santiago Abascal, tampco comprende que no puede estar en sus manos (con solo 12 escaños) la llave del Palacio de San Telmo

Vox, como partido de extrema derecha, logró un resultado inesperado. Pero ahora tiene que demostrar que esos votos son útiles y no tirados, que no sirven para nada. Solo puede producirse un Gobierno de Partido Popular y Ciudadanos con el apoyo puntual de Vox para la investidura. Otro escenario es impensable. Juan Marín lo advirtió con seriedad.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS