PRUEBA PARA TRUMP

Midterm, la batalla clave por el control de las dos Cámaras en Estados Unidos

Unos comicios trascendentales, la primera gran prueba de Donald Trump. (Foto: CNN)
Unos comicios trascendentales, la primera gran prueba de Donald Trump. (Foto: CNN)
En juego 35 de los 100 escaños en el Senado (un tercio de la Cámara) y el total de los 435 de la Cámara de Representantes. Entre Gobernadores, cámaras estatales y municipios, elección de más 6.000 cargos.
De batalla épica se puede tildar la lucha por el control del Congreso y por el futuro de la presidencia de Donald Trump. Los estadounidenses están llamados a las urnas para escoger a un tercio de los miembros del Senado, renovar toda la Cámara de Representantes y elegir a 36 de los 50 gobernadores de los Estados.



Reviviendo la frenética campaña de los últimos días de su campaña de 2016, Donald Trump recorrió el lunes zonas rurales de Estados Unidos celebrando eventos en Ohio, Indiana y Missouri, para regresar a la Casa Blanca bien pasada la medianoche. Los demócratas no se quedaron atrás, contando con un expresidente Barack Obama totalmente afónico de tanto recordar la importancia de temas como la atención médica y las oportunidades para las familias trabajadoras.

Las elecciones de este martes son un referéndum sobre el presidente Donald Trump. Los votantes deben decidir si quieren un Congreso en el que los republicanos sigan controlando como hasta ahora tanto al Senado como a la Cámara de Representantes, o si desean otorgar al menos una de las dos cámaras a los demócratas. 



De acuerdo a estimaciones, el Partido Demócrata podría ganar 23 escaños en la Cámara de Representantes en su intento de recuperar el control de la Cámara Baja y servir como contención a las políticas de Donald Trump. El reto es mucho mayor en el Senado, donde los republicanos cuentan con una ligera mayoría de 51 a 49, pero los demócratas deben defender 10 escaños en estados ganados por el presidente hace dos años.

Pero además, republicanos y demócratas también se disputan varios gobernadores cruciales, como los de Wisconsin, Ohio, Iowa y Michigan. Por su parte, Florida y Georgia podrían hacer historia eligiendo a sus primeros gobernadores afroamericanos. El expresidente Barack Obama se volcó en este sentido con discursos a favor de Andrew Gillum en Florida y Stacey Abrams en Georgia.

Para Donald Trump, si ganan los demócratas, intentarán dar marcha atrás a todo lo que ha intentado lograr durante sus primeros dos años en la presidencia. "Todo es muy frágil", dijo en sus mítines para motivar a la gente a votar en Fort Wayne, Indiana; y Cape Girardeau, Missouri.

Barack Obama animó a los suyos a "salir y a asegurarse de que la gente vote para comenzar a mejorar las cosas" Y añadió que "cuando lo hagan, entonces el espíritu de Estados Unidos va a brillar. ¿De acuerdo? Pongámonos a trabajar". 
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS