ÚLTIMO ESCOLLO

Merkel y Schulz, fin de una negociación titánica para gobernar Alemania

Schulz ha pasado de negar su participación en un gobierno de Merkel a ser posible ministro de Exteriores. (Foto: @MartinSchulz)
Schulz ha pasado de negar su participación en un gobierno de Merkel a ser posible ministro de Exteriores. (Foto: @MartinSchulz)
Borrador final. El expresidente del Parlamento Europeo sería el nuevo ministro de Exteriores y su partido se quedaría con las carteras de Finanzas y Trabajo. El CDU se haría cargo de Economía y Defensa.
Tras 136 días de incertidumbre y el fracaso de Angela Merkel en noviembre de formar un gobierno con liberales y verdes, "cansados pero satisfechos" la CDU/CSU de la canciller alemana y los socialdemócratas de Martin Schulz han alcanzado este martes un acuerdo para formar una nueva GroKo, un gobierno de coalición.

Han sido 24 horas ininterrrumpidas de reunión en el Konrad Adenauer Haus de la Unión Cristianodemócrata (CDU) en Berlín para superar las principales discrepancias y acordar el definitivo reparto de los ministerios.

El SPD se ha quedado tres de los más importantes: Asuntos Exteriores, Finanzas y Trabajo y Asuntos Sociales. Previsiblemente, según anuncia Bild, el jefe del SPD, Martin Schulz, se convertirá en el nuevo ministro de Exteriores. Tras las elecciones, Schulz dijo categóricamente que no formaría parte de un gobierno de Angela Merkel. Explicar su cambio de opinión a los electores socialdemócratas ha sido una obra titánica para el expresidente del Parlamento Europeo.

Por su parte, el CDU se queda, entre otros, con los ministerios de Economía, Defensa, Sanidad, Agricultura y Educación, y el líder del CSU, Horst Seehofer, podría hacerse cargo del ministerio del Interior.

El actual ministro de Finanzas, Peter Altmaier del CDU, fue muy gráfico: "El acuerdo tiene muchas cosas positivas para los ciudadanos. Pero ahora vamos todos a ducharnos, hemos trabajado muy duro durante las últimas horas".

La canciller Angela Merkel, que en un principio iba a comparecer a la una de la tarde, ha pospuesto la cita para "a partir de las seis de la tarde. Los dos bloques han superado el plazo que se dieron para cerrar el acuerdo y sus delegados, con Merkel y Schulz a la cabeza, han negociado durante toda la noche para llegar también a acuerdos en política laboral y sanitaria.

Una vez que el acuerdo sea definitivo, éste deberá someterse todavía al voto de los 464.000 afiliados del SPD en una consulta vinculante. Sigue abierta la incógnita de cuántos de ellos se afiliaron en los últimos días respondiendo al llamamiento de las juventudes socialistas (Jusos) para que simpatizantes del SPD se suscribieran como militantes para votar “no” a la gran coalición con Merkel. Desde enero se han afiliado casi 25.000 nuevos miembros.

Angela Merkel admitía el lunes, a su llegada a las negociaciones, que eran necesarios “compromisos dolorosos” por ambas partes y parece que se han logrado en una maratoniana sesión nocturna. El resultado es un documento de 167 páginas y 14 capítulos. En este contrato de Gobierno destaca como prioridad fortalecer la Unión Europea, como exigía Martin Schulz.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS