RESPUESTA A LA CRISIS

Merkel descarta reunirse con Trump y se centra en el plan de Berlín y París

La canciller está escribiendo su legado político de liderazgo en Europa. (Foto: @CDU)
La canciller está escribiendo su legado político de liderazgo en Europa. (Foto: @CDU)
Ante la situación actual de la pandemia de coronavirus, la canciller Angela Merkel decidió no viajar a Washington. Considera prioritario lograr el pleno apoyo en Alemania al plan de Berlín y París para la Zona euro.
La prioridad de Angela Merkel se sitúa en la unidad y solidaridad en la Zona euro y en la cohesión de la Unión Europea. Unidad y solidaridad, él énfasis de la canciller en una posición además de respuesta tanto a populismos de distintos signos como a los partidos de extrema derecha tanto en Alemania como en Europa.



En Alemania, Alternativa para Alemania (Alternative für Deutschland, AfD)  es un partido político de ideología nacional-conservadora y euroescéptica, que se sitúa entre la derecha​ y la extrema derecha. El discurso de la canciller ha sido contundente en lecturas tanto para Alemania como Europa, especialmente España.

"Hay libertad de expresión en nuestro país. A todos aquellos que dicen que no pueden expresar sus opiniones, les digo: si das tu opinión, debes asumir el hecho de que te pueden llevar la contraria. Expresar una opinión tiene un precio", el énfasis de la canciller.

Angela Merkel ha apostado además por un giro estratégico político y económico de gran importancia mostrando la influencia decisiva del eje franco-alemán, París y Berlín, en el liderazgo político y económico del euro. Por primera vez tanto Francia como Alemania han aceptado y compartido la idea de mutualizar la deuda en Europa para salir de la grave crisis económica creada por la pandemia del nuevo coronavirus.

Esta iniciativa, promovida junto con el presidente francés Emmanuel Macron, cuenta además con el apoyo de una mayoría de los alemanes, según los sondeos. Aunque la propuesta de París y Berlín pueda no concretarse por la oposición de varios países europeos, liderados por Austria y Holanda, el debate en Alemania sobre la solidaridad financiera europea ha superado las líneas rojas.

Ha logrado además la canciller el apoyo del presidente de la Cámara de Diputados (Bundestag), Wolfgang Schäuble, que es un peso pesado de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), el partido de Angela Merkel.

El 51% de los alemanes apoya el plan de reactivación de la canciller y del presidente francés, según una encuesta del instituto Civey para el semanario Der Spiegel. Alrededor del 34% se oponen.

La canciller tiene bien presente además que  Alemania asume la presidencia de la Unión Europea en julio. Y que es la hora de la solidaridad, la moderación y la defensa de intereses compartidos y de valores democráticos profundos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS