EL PLAN DEL GOBIERNO

Los supermercados limitarán la compra de productos

Los supermercados podrán limitar las compras para evitar el desabastecimiento. (Foto: Envato)
Los supermercados podrán limitar las compras para evitar el desabastecimiento. (Foto: Envato)
Pretende responder a las tensiones producidas en la distribución de algunos alimentos en los supermercados a raíz de la guerra en Ucrania.
El Gobierno lo tiene claro. No va a permitir el desabastecimiento. Así, los supermercados podrán limitar la venta de productos. Podrán hacerlo de forma temporal y cuando existan circunstancias extraordinarias que lo justifiquen.

Para ello, ha modificado la Ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista. Concretamente, ha añadido un nuevo apartado 3 en el artículo 9 de la norma: "Excepcionalmente, cuando existan circunstancias extraordinarias o de fuerza mayor que lo justifiquen, los establecimientos comerciales podrán suspender con carácter temporal la prohibición prevista en el apartado 2 de limitar la cantidad de artículos que puedan ser adquiridos por cada comprador".

Además de la justificación, los supermercados deberán aplicar esta prohibición "de manera proporcionada cuando sea necesario para impedir el desabastecimiento y garantizar el acceso de los consumidores en condiciones equitativas".

Hasta ahora, la Ley de Comercio Minorista prohibía a los comerciantes "limitar la cantidad de artículos que pueden ser adquiridos por cada comprador". Además, los establecimientos tampoco podían "establecer precios más elevados o suprimir reducciones o incentivos para las compras que superen un determinado volumen".

Será a partir de ahora, con esta modificación, los establecimientos podrán "suspender con carácter temporal la prohibición prevista en el apartado 2 de limitar la cantidad de artículos que puedan ser adquiridos por cada comprador".

La normativa aprobada tiene como objetivo impedir el desabastecimiento en situaciones "de fuerza mayor", así como garantizar el acceso equitativo de los consumidores a ciertos productos.

Esta reforma legal pretende responder a las tensiones producidas en la distribución de algunos alimentos en los supermercados a raíz de la guerra en Ucrania. Un ejemplo es el aceite de girasol, uno de los productos que más han escaseado por el conflicto. Las denuncias se produjeron en Andalucía (El Jamón y MAS), en Canarias (Hiperdino), y en Madrid y Cataluña (DIA y Mercadona).

Fue en marzo cuando FACUA denunció a los supermercados DIA, Mercadona, MAS, El Jamón e Hiperdino por limitar a los consumidores el número de botellas de aceite de girasol que podía adquirir en cada compra.

FACUA, además, informó de un alza "desproporcionado" del precio de los productos de hasta 2,98 euros por botella. En estas circunstancias, los establecimientos vulneraron ambos aspectos de la ley, el de limitar la venta por unidades y el de aumentar los precios, y estos fueron los motivos de denuncia para FACUA.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS