Los productos que más se encarecen: carne, leche y huevos

La inflación se ceba con los precios de la carne, huevos y leche. (Foto: Freepik)
La inflación se ceba con los precios de la carne, huevos y leche. (Foto: Freepik)
La inflación sigue están presente en la economía en nuestro país y son los productos de primera necesidad los que más marcan esta subida de precios.

Una de las consecuencias más evidentes de la crisis económica que se ha venido viviendo tras la pandemia ha sido el aumento de los precios de los productos. Este fenómeno conocido como inflación se ha centrado en varios productos.

De esta forma, los productos que más se encarecen: carne, leche y huevos, forman parte de la cesta básica de cualquier familia.

Desde el mes de marzo los niveles de precios se han ido incrementando, pasando de un 1,3 % hasta el 2,7 % que se ha registrado en el mes de junio.

Los productos de alimentación, uno de los que más se encarecen

Dentro de los productos que han aumentado de precio, los productos del ámbito de alimentación son los que más incremento han demostrado en los últimos meses. Sin diversos los factores que han influido en esta situación.

Se puede afirmar que el aumento de precios de los hoteles, cafés y restaurantes ha sido uno de los principales responsables de la subida de los precios en el ámbito de alimentación.

Otros productos que han destacado en esta subida del nivel de precios son los alimentos y bebidas no alcohólicas, así como los aceites. Por su parte, el precio de los pescados también se ha ralentizado en su bajada, dando lugar a que sigan siendo también altos.

Cabe resaltar que en un periodo de 3 meses la subida que han experimentado alimentos como los huevos ha alcanzado un 8,8 %, la leche un 7,8 % y la carne de ternera un 6,4 %. También la pechuga de pollo ha aumentado su precio en un 5 %.

En muchos casos esta subida está también asociada a la subida del precio de la energía.

Diferencias entre comunidades autónomas

Los incrementos de precios de los productos básicos han sido también diferentes por comunidades autónomas. De hecho, las comunidades en las que más se han registrado aumentos de precios son Castilla La Mancha con un 3,6 %, Castilla y León con un 3,5 % y Galicia con un 3,5 %, igualmente.

Hay que tener en cuenta que los precios de los productos que más han subido, como es el caso de la lecha, los huevos o el pollo se trata de actividades que necesitan de mucha electricidad para su producción. Las necesidades de electricidad de las granjas, así como los camiones de transporte que son necesarios para esta actividad han influido de manera determinante en esta subida de los precios.

Es de prever que muchos de estos precios que aún no se han trasladado al consumidor final por parte de los supermercados acaben por suponer un encarecimiento real de la cesta de la compra.

Esto es debido a que las cadenas de supermercados tienen que mantenerse abiertas y usando electricidad durante muchas horas al día y no pueden aprovechar los horarios de menor coste de las eléctricas.

Habrá que permanecer atentos a cómo evoluciona la inflación para ir adaptando el consumo al nuevo panorama económico en nuestro país.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS