TRÁFICOS RÉCORDS

Los motivos personales que llevaron a José Manuel Vargas a dejar Aena

 Dimite el presidente de Aena, José Manuel Vargas. (Foto: @aena)
Dimite el presidente de Aena, José Manuel Vargas. (Foto: @aena)
La salida, que será efectiva el próximo 15 de octubre, se produce después de sonados encontronazos con el Gobierno, que es el principal accionista de la compañía con un 51% del capital.
El presidente y consejero delegado de Aena, José Manuel Vargas, presentó este martes su dimisión a sus cargos en el gestor aeroportuario por motivos personales, decisión aceptada por el Consejo de Administración, que se reunía este martes. Llevaba al frente de la compañía desde 2012 y pilotó su salida a Bolsa, en 2015.

Según informó la empresa en un escueto comunicado a la CNMV, dimite “de su cargo como miembro del Consejo de Administración, así como de su cargo como Presidente y Consejero Delegado del Consejo de Administración, y consecuentemente como Presidente de la Comisión Ejecutiva de la Sociedad, con efectos a 15 de octubre de 2017”.

La empresa no aclaró si está prevista una sustitución ni el motivo o la posible relación de la renuncia con otra dimisión de un consejero anunciada este jueves, la de Simón Pedro Barceló.

Vargas
dejó la sociedad en un momento de tráficos récord. Los aeropuertos de la red de Aena registraron 168,35 millones de pasajeros en los ocho primeros meses del año. En el término económico, la crisis también parece haber quedado atrás: hasta junio la empresa ganó 461 millones de euros, el 6% menos que hace un año por la falta de extraordinarios.

Pero en el apartado interno era palpable que se precisaban ciertas mejoras. El último frente que tenía abierto la empresa es la negociación de mejoras salariales de los empleados, que amenazaban con una veintena de jornadas de huelga al entender que sus exigencias no estaban siendo consideradas.

Recientemente Aena quedó en el ojo del huracán por la gestión de la huelga de los empleados de los controles de seguridad de la empresa Eulen en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, que generó colas y situaciones de caos en las terminales de la instalación catalana. Anteriormente ya había recibido críticas por las colas en los controles de pasaportes.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS