IMPULSO ECONÓMICO

La llegada del 5G, un cambio profundo y una batalla geopolítica

El 5G, intereses geopolíticos, económicos y comerciales.  (Foto: @manifestaCOM)
El 5G, intereses geopolíticos, económicos y comerciales. (Foto: @manifestaCOM)
La velocidad a la que permite navegar esta tecnología en dispositivos móviles es de 400 megabits por segundo.En 2020 todos los países miembros deberán disponer de, al menos, una ciudad principal con 5G.
El 5G ha llegado para quedarse. Pero conseguir conexiones rápidas y fiables es un objetivo primordial para cualquier país. Dicha conectividad es un factor clave en la competitividad clave para la economía. 



La propia Unión Europea (UE) lo ha entendido así y, por eso, ha incluido entre sus metas el despliegue adecuado, rápido y fiable de las redes de comunicación 5G.

Según sus planes, en 2020 todos los países miembros deberán disponer de, al menos, una ciudad principal con 5G disponible comercialmente y en 2025 el despliegue deberá ser total.

Las inversiones que requieren esta nueva red requieren alrededor de 910.000 millones de euros (algo más de US$1 billón) adicionales al PIB de la Unión y la creación de 1,3 millones de puestos de trabajo. Con este esfuerzo se logrará un mercado único digital y Europa quedaría por detrás de Estados Unidos y China en la carrera por el dominio tecnológico.

Cabe recordar que la conectividad 5G no solo es una mejora en la rapidez. Es un cambio radical que que permitirá entre otras cosas, un tiempo de respuesta de la red de un milisegundo y una velocidad de conexión 100 veces más rápida que la actual red 4G, además de un ahorro de energía del 90% respecto a los sistemas actuales.

La velocidad y la conexión, como explica el Plan Nacional 5G aprobado por el gobierno de España en 2018, una pieza clave en la transformación digital de la sociedad y la economía, ya que el pleno desarrollo del internet de las cosas, la conducción autónoma, la impresión 3D, la industria 4.0, la telemedicina, el uso masivo del big data, la robótica avanzada o la realidad virtual, entre otras realidades, se soportará sobre la base del 5G.

Se espera que el despliegue alcance su expansión tecnológica y comercial a partir de 2020 y que su impacto mejore la productividad, la eficiencia y la eficacia de empresas y administraciones públicas logrando un efecto de impulso económico transversal sobre el conjunto de la economía.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS