ENÉRGICA DESPEDIDA

Llamamiento de Mariano Rajoy a defender la libertad y la moderación en España

Discurso de Mariano Rajoy en un escenario inédito. (Foto: 24h/RTVE)
Discurso de Mariano Rajoy en un escenario inédito. (Foto: 24h/RTVE)
Dos besos a Soraya Sáenz de Santamaría tras un discurso reivindicando toda su gestión, y de manera muy especial la determinación frente a quien atrpellaron la ley en Cataluña.


Un discurso muy emotivo, directo, por encima de las tensiones y con una muy enérgica llamada a la moderación, a la lealtad, y a la responsabilidad.

Mariano Rajoy explicó, con el corazón en la mano, lo que ha significado para él la política, el servicio a España, trabajar por los intereses generales, y robustecer una marca, el Partido Popular, abierto a mucha sensibilidades.

No perdió la neutralidad pero envió dos mensajes: la política como servicio a los demás y responsabilidad. ¿Qué significó su discurso? Que si gana Pablo Casado no debe girar a la dereha dura y excluyente; y que si gana Soraya Sáenz de Santamaría debe trabajar seriamente por unir todas las sensibilidades bajo la misma marca del Partido Popular.

Aunque su discurso, de gran emotividad, hondura y sinceridad personal, fue equilibrado, Mariano Rajoy no ha ocultado en entorno la contrariedad con dos asuntos importantes. Le ha contrariado que se criticara la Operación Diálogo en Cataluña de Soraya Sáenz de Santamaría. Y mucho más el almuerzo del llamado G8, el frente contra la exvicepresidenta. "Me aparto, pero no me voy. Seré leal", sentenció el expresidente.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS