DESTRUCTIVO

Laura paraliza el petróleo en el Golfo de México y crece a huracán muy peligroso

Laura pasó de tormenta a huracán de extraordinaria peligrosidad. (Foto: ABCnews)
Laura pasó de tormenta a huracán de extraordinaria peligrosidad. (Foto: ABCnews)
Laura ha crecido de tormenta tropical a huracán de fuerza 4-5 paralizando la producción petrolera en el golfo de México y provocando masivas evacuaciones en el sur de Estados Unidos.
Máxima alarma en el Golfo de México y el sur de los Estados Unidos. Laura giró de tormenta tropical, con enormes daños sobre Puerto Rico, República Dominicana y Haití a huracán de fuerza mayor, muy peligroso.



En Texas y Luisiana se ha ordenado la evacuación de más de medio millón de personas. Se espera que Laura tome tierra con vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora.

El huracán avanza por el Golfo de México después de dejar Cuba, donde causó importantes destrozos. En República Dominicana y Haití murieron 25 personas. El Centro Nacional de Huracanes ha elevado la tormenta a la categoría 5 de la escala Saffir-Simpson. Se teme  que pueda convertirse en el fenómeno más peligroso en la región desde el año 2005.



Laura ha puesto en riesgo el corredor del petróleo de Estados Unidos. Obligó a suspender cerca del 84% de la producción de las plataformas en el Golfo de México.

Laura amenaza los principales centros de refinado de petróleo de Lake Charles, en Louisiana, y Beaumont-Port Arthur, en Texas, donde cientos de plataformas tuvieron que ser desalojadas y podrían afrontar un cierre prolongado.

La costa estadounidense ya estaba bajo la amenaza de la tormenta Marco. Ambos fenómenos meteorológicos provocaron la suspensión de cerca del 84% de la producción petrolera en el golfo de México. Una gran preocupación sobre la evolución de este huracán y sus daños a nivel humano y petrolero. Los expertos advierten de la extrema peligrosidad por su amplitd, enorme fuerza y capacidad de marea ciclónica.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS