TIRA LA TOALLA

Las presiones acaban con Martin Schulz antes de asumir Exteriores

Schulz renuncia a ser ministro de Exteriores. (Captura: Bild)
Schulz renuncia a ser ministro de Exteriores. (Captura: Bild)
Amarga situación del Partido Socialdemócrata alemán, sumido en el caos. Las contradicciones del exlíder del SPD han provocado una ola de emails iracundos que han puesto fin a las aspiraciones de Schulz.
El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) se hunde en el fango. La situación raya en el ridículo y la vergüenza. El expresidente del Parlamento Europeo y exlíder del partido, Martin Schulz, anunció este viernes que renuncia a asumir el cargo de ministro de Exteriores en el próximo gobierno de Angela Merkel.

Schulz responde así a las críticas recibidas en su propio partido, una discusión en el seno del SPD sobre su persona antes de la votación de los miembros del partido sobre el pacto de coalición, la GroKo o gran coalición, acordada el miércoles entre conservadores y socialdemócratas.

"Renuncio a entrar en el Gobierno alemán y espero al mismo tiempo de todo corazón que con esto se termine el debate en el seno del SPD", afirmó. Tras el acuerdo del miércoles con Merkel, Schulz había reivindicado el ministerio de Relaciones Exteriores, a pesar de que durante la campaña había jurado que nunca formaría parte de un gabinete dirigido por la canciller.

Desde que se dio a conocer su intención de ser ministro, una parte importante de los afiliados al SPD -los Jusos-  comenzaron a presionar para evitar que Schulz formara parte del gobierno.

Según el diario alemán Bild, las presiones y los "correos electrónicos cargados de rabia" habrían llevado a la cúpula del partido a dar un ultimátum a Schulz a renunciar.

Se desconoce que ocurrirá con Andrea Nahles. Schulz anunció esta semana su decisión de ceder su puesto como presidente del partido a la actual jefa del grupo parlamentario, lo que supondría el nombramiento por primera vez en la historia del partido, de una mujer como líder. 

De momento, el puesto de ministro de Exteriores vuelve a estar sobre la mesa y a la espera a lo que decidan a comienzos de marzo los más de 460.000 militantes sobre la gran coalición. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS