REDUCCIÓN DEL IVA

Las claves del impuesto del pan, mayor diversidad y más calidad

Este 1 de julio entra en vigor la nueva norma de calidad para el pan. (Foto: Pixabay)
Este 1 de julio entra en vigor la nueva norma de calidad para el pan. (Foto: Pixabay)
Se limita la cantidad de sal que debe tener un pan común y aquellos panes que se denominen "multicereal" o "de masa madre" tienen que cumplir estrictamente con los requisitos publicados en el Boletín Oficial del Estado.
La nueva norma de calidad del pan, que entra en vigor este lunes 1 de julio, garantizará a los consumidores productos de calidad y una rebaja en los impuestos. Esta norma fue aprobada en Consejo de Ministros, mediante Real Decreto, el pasado mes de abril.

Se trata de una nueva legislación que amplía la definición de “pan común” a otros panes, más allá de las barras más tradicionales, lo que permite aplicarles un IVA reducido del 4% a otros panes que hasta ahora tenían un tipo del 10%. Varias organizaciones han pedido al Ejecutivo que se garantice que la reducción se traslada al consumidor final y lo nota en el precio.

Además, se limita la cantidad de sal que se puede emplear para elaborar el pan común. El límite máximo del contenido en sal será obligatorio a partir de abril de 2022.

Los requisitos para considerar un pan integral serán más estrictos, pues es obligatorio que el 100% de la harina empleada sea integral. Los que no estén elaborados de forma exclusiva con ese tipo de harinas, indicarán el porcentaje en el etiquetado.

La definición de pan multicereal: elaborado con tres o más harinas. Cada una de las tres estará en una proporción mínima del 10% y las harinas procedentes de cereales no podrán suponer menos del 30% de la mezcla total.

Además, se incluye un nuevo concepto: masa madre. Se define como la masa activa compuesta por harina de trigo u otro cereal o mezcla de ellas, y agua, con o sin adición de sal, sometida a una fermentación acidificante cuya función es asegurar la fermentación de la masa del pan. La masa madre contiene una microflora acidificante constituida esencialmente por bacterias láctinas y levaduras salvajes.

Además, prevalece la elaboración artesana del pan. La definición señala que "debe primar" el factor humano frente al mecánico y se especifican los requisitos. Del mismo modo, la denominación "pan de leña" o "de horno de leña" sólo podrá usarse con panes cocidos íntegramente en un horno que utilice como combustible la leña.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS