Kelme solicita el concurso de acreedores

Fachada del edificio donde se encuentran las oficinas centrales de Kelme España. (Foto: Kelme.com)
Fachada del edificio donde se encuentran las oficinas centrales de Kelme España. (Foto: Kelme.com)
Se trata de la distribuidora en España de la marca Kelme que ha solicitado el concurso de acreedores para hacer frente a un litigio por el contrato de licencia.

Parece que la situación de la distribuidora española sería compleja después de que tuvieran que hacer frente a una demanda por contrato de licencia con un antiguo distribuidor en 2007. La sentencia se habría publicado en septiembre de 2021, momento en el que se solicitaría el pago de 3,2 millones de euros a la compañía.

Ante esta sentencia Kelme solicita el concurso de acreedores en previsión a la situación complicada que podría vivir la filial española ante el pago de la cantidad exigida.

Una situación económica delicada

Aunque la empresa tiene previsto recurrir la sentencia, esta realidad viene a incidir sobre una situación ya delicada que venía sufriendo esta empresa debido a la pandemia y la paralización de la actividad durante el periodo de crisis sanitaria.

La actividad de la empresa New Millenium Sports está orientada principalmente a la distribución en España de la marca Kelme, fabricación, comercialización y patrocinio de clubes deportivos.

Este nombre es el que se dio a la empresa en Valencia tras la inyección de fondos que recibió del fondo de capital riesgo de Tirant. Esta inyección de fondos se realizó para evitar que la empresa mítica de Elche se cerrase.

Deudas pendientes de cobrar

Esta declaración de concurso de acreedores abre una serie de situaciones complicadas para la empresa. De hecho, parece que podría comprometer el pago de al Elche y al Hércules de algunas deudas por importe superior a los 300.000 euros. Este importe respondería a que la firma fue patrocinadora de estos equipos y responsables de explotar su tienda oficial.

Esta no sería la única deuda que esta empresa tendría abierta. Las deudas vigentes afectarían al club franjiverde por importe de 122.000 euros y 220.778 euros para el equipo del Hércules.

Las deudas están vigentes desde el año 2018 en el caso de Hércules y en el caso de Elche se realizó una renegociación de la deuda el año anterior. Sin embargo, tras auditar las cuentas se comprueba que se siguen manteniendo las mismas deudas y que no se han llegado a abonar ninguna.

Durante el periodo comprendido entre 2014 y 2019 Kelme fue proveedor de estos equipos a los que no pagó la deuda correspondiente. Aunque en el caso del Elche hubo renegociación de la deuda e incluso se negoció una quita.

Estas deudas parecen poner a la empresa en una situación complicada de forma que la empresa ha tenido que elaborar un plan de viabilidad para poder proponer una salida de la situación y asegurar la continuidad de la actividad a corto plazo. El objetivo es poder mantener los empleos y salvar la situación de la mejor forma posible.

Para los propietarios de esta empresa, los hermanos Diego y José Quiles es un reto y un compromiso poder sacar a la empresa de esta situación, de forma que se logre dar respuesta a las deudas y seguir trabajando en la actividad de la empresa.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS