NUEVOS ARANCELES

Xi Jinping responde con dureza a Donald Trump antes de la cumbre del G7

China impone nuevos aranceles sobre bienes de Estados Unidos. (Foto: ABCnews)
China impone nuevos aranceles sobre bienes de Estados Unidos. (Foto: ABCnews)
China decidió nuevos aranceles sobre bienes de Estados Unidos valorados en 75.000 millones de dólares. La guerra comercial se recrudece e impactas en las Bolsas antes de la cumbre de Biarritz,
Viernes 23 mostrando con crudeza la capacidad de Donald Trump de torcer los escenarios políticos y económicos con sus tuits cargados de hostilidad.



El IBEX 35 cerró en rojo con -0,77% y 8.649,50 puntos. Primero impactó el anuncio de China de nuevos aranceles a Estados Unidos. El presidente de la Reserva Federal (la Fed), Jerome Powell, llevó un mensaje positivo en el foro de política monetaria de Jackson Hole (Wyoming). Aseguró que hará lo que sea necesario para garantizar el crecimiento.

Pero cuando parecía un viernes enderezado, Donald Trump lo arruinó en Twitter calificando a Jerome Powell y Xi Jinping como los peores enemigos de Estados Unidos. Sus palabras, de nuevo desafortunadas e incendiarias, impactaron en los mercados antes de la cumbre del G7 en Biarritz.

Había expectación sobre la comparecencia del presidente de la Reserva Federal (la Fed), Jerome Powell, en la convención de banqueros centrales de Jackson Hole. Avanzó que el banco central americano debe "concentrarse en cómo los acontecimientos comerciales están afectando a las previsiones y ajustar la política para promover nuestros objetivos". Aunque no habló abiertamente de nuevas bajadas de tipos, sí abrió la puerta a una política monetaria acomodaticia al asegurar que "la Reserva Federal actuará como sea apropiado para sostener el crecimiento".

Pero de nuevo han surgido los interrogantes. China avisó a finales de la semana pasada que tomaría represalias. Finalmente cumplió su amenaza. Impondrá aranceles por valor de 75.000 millones de dólares a productos importados desde Estados Unidos, incluido el petróleo.

La reacción de Donald Trump fue brutal. "Mi única pregunta es ¿quién es nuestro peor enemigo, Jay Powell o el presidente Xi?", escribió en su cuenta de Twitter. También advirtióde que dará réplica a los nuevos aranceles impuestos por Pekín y aseguró que ha "ordenado" a las empresas estadounidenses que busquen alternativas para llevarse la producción fuera de China.

Atención al giro de gravedad en la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Pekín anunció nuevos aranceles que pasarán del 5% al 10%, sobre importaciones de Estados Unidos -valoradas en 75.000 millones de dólares (67.700 millones de euros)-. China ha decidido además penalizar las importaciones de vehículos estadounidenses.

"Las medidas de Estados Unidos han conducido a la continua escalada de las fricciones económicas y comerciales entre China y Estados Unidos, que han perjudicado gravemente los intereses de China, Estados Unidos y otros países, y también amenazan seriamente al sistema de comercio multilateral y el principio del libre comercio”, señaló en Pekín un comunicado del Ministerio de Finanzas,

Si Donald Trump buscó dureza, la logró por parte del Partido Comunista de China (PCCh). El presidente de Estados Unidos ha arruinado las treguas logradas en Buenos Aires y Osaka. Y está enrareciendo todos los canales de comunicación con Xi Jinping. Los analistas en Washington apuntan a una estrategia electoral en la Casa Blanca. Pero los daños a corto y medio plazo van a impactar en todas las direcciones.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS