LA RELACIÓN CON TRUMP

Xi Jinping y Li Keqiang, ¿tensiones en el Partido Comunista de China?

Li Keqiang, una fuerte personalidad en el PCch. (Foto: CGTN)
Li Keqiang, una fuerte personalidad en el PCch. (Foto: CGTN)
¿Aliados o competidores? Un dogmático y un pragmático, Xi y Li, presidente y primer ministro. Dos sensibilidades ante asuntos cruciales: relación con Estados Unidos, Hong Kong, Taiwan y la pandemia del coronavirus.
Las relaciones China-Estados Unidos han venido ralentizándose desde  la llamada “guerra comercial” y la lucha contra el coronavirus. En lo comercial, la Casa Blanca impuso gravámenes a las importaciones de productos chinos que entren al mercado norteamericano en busca de disminuir el  déficit comercial con el gigante asiático.



La pandemia  que se originó en la ciudad china de Wuhan desató la ira de Washington al punto tal que ha sido Estados Unidos el más afectado rompiendo la barrera de más de 100,000 defunciones y que además se propagó a todos los países del mundo.

El Producto Interior Bruto de la economía se ha contraído en el primer trimestre de este año en -4,8%, en uno de sus momentos de mayor bienestar con una tasa de desempleo en febrero de 3,5%.



Después de múltiples acontecimientos desde la II Guerra Mundial pasando por la Guerra de Corea (1950-1953) y la Guerra de Vietnam (1959-1975)  Estados Unidos reconoció legalmente a China el 1 de enero de 1979 como único representante del pueblo chino.  

Esta acción dejó sin efectos las afectivas relaciones con Taiwán,  territorio aun  reclamado por China. No obstante, a ese reconocimiento, Estados Unidos mantiene lazos comerciales, culturales y estratégicos con su aliado del estrecho de Formosa

El advenimiento de las relaciones Estados Unidos-China desplazó cuantiosas inversiones norteamericanas al sur de Asia y al territorio continental. China es el principal acreedor externo de Estados Unidos. El primer ministro chino Li Keqiang, declaró que las desavenencias entre Estados Unidos y China “no beneficia a ninguna de las partes y perjudicaría al mundo entero.”

China y Estados Unidos no son adversarios sino competidores y Keqiang quiere que se retomen los consensos logrados entre Trump y Jinping. Ambos países, sin embargo, mantienen canales de comunicación abiertos en materia económica, comercial y cultural. Las relaciones entre Washington y Beijing responden a un equilibrio necesario para la estabilidad y la cooperación mundial, ha insistido Li Keqiang.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS