PRESIDENCIA RUMANA

Jean-Claude Juncker advierte a Theresa May desde Bucarest

se abrió en Bucarest el comienzo de la presidencia europea de Rumanía. (Foto: @KlausIohannis)
se abrió en Bucarest el comienzo de la presidencia europea de Rumanía. (Foto: @KlausIohannis)
No hay margen, ni tampoco nuevo espacio de diálogo, para una nueva negociación sobre el Brexit entre Reino Unido y la Comisión Europea. Firme puntualización del presidente de la Comisión Europea.
Jean-Claude Juncker fue rotundo en su nuevo mensaje a Theresa May. Un énfasis importante antes de la votación en el Parlamento británico. La negociación entre Comisión Europea y Reino Unido está cerrada.

Solo la Unión Europea está dispuesta a aclarar el acuerdo de salida logrado con el Gobierno de la primera ministra Theresa May. "En ningún caso hay decisión de renegociarlo", advirtió en Bucarest el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Quiso hacer esta precisión en su visita a Bucarest en el comienzo el inicio de la presidencia de seis meses de la Unión Europea en Rumania.

Para la Unión Europea, la salida de Reino Unido permanece pautada para el 29 de marzo. El Parlamento británico votará el 15 de enero si acepta el acuerdo de retirada pactado con la Unión Europea. Para analistas, pesa el rechazo a la solución para la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

“La presidencia rumana debe ocuparse de la estabilidad de la Unión Europea porque Reino Unido nos abandona. Tengo total confianza en que las autoridades rumanas sabrán coordinar esta etapa difícil, incluso trágica”, dijo Jean- Claude Juncker en el marco de su reunión con el presidente rumano, el conservador Klaus Iohannis.



El presidente de la Comisión Europea destacó que Rumania necesita alcanzar “un consenso y cohesión nacional” para superar con éxito los desafíos, que también incluyen la negociación del próximo periodo presupuestario y la celebración de las elecciones europeas en mayo.

”La presidencia rumana debe asegurar la estabilidad y ofrecer esperanzas. Será una presidencia de la democracia porque asistiremos a las elecciones europeas. Deberemos estar atentos a que estas elecciones que se desarrollen de la mejor manera posible para defendernos de las injerencias de otras partes”, destacó el presidente de la Comisión Europea.

Reconoció también que un divorcio sin acuerdo será muy dañino. No lo ocultó. ”Hasta el voto del martes en el Parlamento británico tenemos que hacer todos los esfuerzos para que este voto no fracase”, subrayó en una declaración en la que asumió la gravedad del momento y la preocupación que se vive en Bruselas. 


 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS