LA BATALLA ESTÁ ABIERTA

Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, obligados a competir desde el centro

Bolsonaro, una gran victoria en la primera vuelta. (Foto: CNN)
Bolsonaro, una gran victoria en la primera vuelta. (Foto: CNN)
Se estuvo al borde de la sorpresa mayúscula en Brasil rozando Jair Bolsonaro la victoria en la primera vuelta. Se abre ahora un escenario radicalmente diferente. Una feroz batalla para buscar el voto del centro.
Jair Bolsonaro obtuvo un 46% de los votos en las elecciones presidenciales en Brasil, pero se quedó a un paso del Palacio del Planalto. ¿Lo llegará a ocupar?Disputará una segunda vuelta el 28 de octubre con Fernando Haddad, que logró el 29%.



Resultados en la primera vuelta:

- Jair Bolsonaro (PSL): 46%, 49.276.360 votos

- Fernando Haddad (PT): 29,3%, 31.341.840 votos

- Ciro Gomes (PDT), 12,5%, 13.344.074 votos

- El resto de candidatos no superaron el 5%: Geraldo Alckmin (PSDB), 4.8%; Joao Amoedo (Novo), 2,5%; Cabo Daciolo (PATRI), 1,3%; Henrique Meirelles (MDB), 1,2%; y Marina Silva (REDE), 1%. Los otros cinco restantes candidatos no lograron superar la barrera del 1%.



Los desafíos de Bolsonaro son formidables.

No dio nada por cerrado. Sabe que puede producirse un vuelco radical. Tiene que girar al centro para lograr los votos decisivos de cara al 28 de octubre. Si lo logra, la extrema derecha gobernará a partir del 1 de enero el país más grande de América Latina.

Tiene a su favor dos armas muy poderosas. La corrupción extrema desató el desinterés por la democracia  A la vez el antipetismo (el sentimiento contra el Partido de los Trabajadores) ha crecido a sus mayores cotas. Logró precisamente su victoria en los barrios de clase media baja. Para el bloque del centro, que es amplio aunque fragentado, puede ser la ocasión para moderar a Bolsonaro, Buscar lo mejor de él y evitar lo peor.

Los desafíos de Haddad son también igual de titánicos.

Hasta ahora avanzó como el candidato de Luiz Inácio Lula da Silva. Ya no tiene su sombra. El lulismo dejó de ser una máquina de gonar votos. Para Haddad se abre la oportunidad (y necesidad) de no suscitar la ira antipetista en su también necesario viaje al centro.

Debe romper los silencios y poner los valores democráticos sobre la mesa. Ciro Gomes, tercero con el 12,5 % de los votos, ha mostrado su rechazo a Bolsonaro y ha anunciado  que apoyará a Haddad. Son claves en las próximas semana más los errores estratégicos que los aciertos. Pueden ser el detonante de otro vuelco sísmico entre los votantes. Si Bolsonaro escoge la senda de la prepotencia y el desprecio a sus rivales, perderá. Si acierta en su viaje al centro, Haddad estará perdido.
 

Ignacio R. Ferreiro, interesado en valorar la cooperación política y económica en el espacio de la Comunidad Iberoamericana. Pertenece a la Comunidad de blogueros de  .

Comparte esta noticia

COMENTARIOS