NUEVA FÓRMULA

Hasta 12.000 euros por año de jubilación aplazada, el premio de Escrivá

Escrivá y el Gobierno quieren pagar hasta 12.000 euros por cada año que se retrase la jubilación. (Foto: @inclusiongob)
Escrivá y el Gobierno quieren pagar hasta 12.000 euros por cada año que se retrase la jubilación. (Foto: @inclusiongob)
Se trata de un cambio importante que todavía no ha consensuado con la patronal y los sindicatos. Endurecerá el castigo a las prejubilaciones más tempranas y a las próximas a la edad legal.
No todas aquellas personas que se jubilen de forma anticipada sufrirán una penalización mayor a la actual. Solo aquellos que lo hagan a una edad mucho más temprana o pegada a la jubilación legal así como los que accedan a las pensiones más altas. E incluso serán mayoría los que se retiren antes de tiempo. 

También se bonificará a quienes pospongan la edad de jubilación con hasta 12.000 euros por cada año de retraso por encima de la edad legal. Esto es lo que contempla al menos el nuevo sistema diseñado por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

El principal objetivo de Escrivá de cara a este planteamiento de reforma de pensiones es retrasar la edad de jubilación que, actualmente, se sitúa en 64,5 años, para intentar que se aproxime poco a poco a la legal, que se eleva ya a los 66 años con carácter general (65 años para las largas carreras).

Del mismo modo, Escrivá también explicó cómo será el nuevo esquema de coeficientes reductores. Si finalmente viera la luz este proyecto, ya que todavía no cuenta con el apoyo de los agentes sociales ni del Parlamento, la penalización será más dura para aquellos que quieran acceder a la jubilación anticipada 24 meses antes de la edad legal. También habrá penalización para quienes lo hagan en el trimestre anterior a la edad establecida en la ley. 

En este aspecto, lo primero que se modifica son los coeficientes reductores de la jubilación anticipada voluntaria. Volverán a ser mensuales y no trimestrales como hasta ahora. Escrivá aseguró que "en la mayoría de los casos suponen una menor penalización que ahora, especialmente para las carreras laborales más largas". 

El mismo sistema añade que estos coeficientes no se sigan aplicando como se hacía hasta ahora, sino que se realicen siempre sobre la pensión final ya que así podrá corregir la inequidad actual. Esto perjudicaría a las rentas más altas en su totalidad, que sí tendrán un mayor castigo ya que  la penalización efectiva se reduce ahora al entorno del 2% anual. Esta medida, sin embargo, se implantará progresivamente en el plazo de seis años.

Escrivá también detalló cómo será la nueva fórmula de revalorización de las pensiones. así, el nuevo mecanismo se basará en la inflación del año anterior aunque se compensarán los años de inflación negativa en los tres ejercicios siguientes. 

Concretamente, los recortes oscilarán entre un máximo del 21% para los que accedan a la jubilación 24 meses antes de la edad legal, es decir, a los 64 años con carácter general, y un mínimo del 2,81% para los que lo hagan un mes antes. Se trata de unas penalizaciones bastante más elevadas que la horquilla actual, que va entre el 16% y el 1,6%. No obstante, los coeficientes reductores varían también en función de los años cotizados.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS