SEGUNDO INTENTO

Giuseppe Conte tachó de error estratégico imponer el pacto de Osaka

Conte rechazó el pacto cocinado en Osaka. (Foto: @JRegoyos)
Conte rechazó el pacto cocinado en Osaka. (Foto: @JRegoyos)
El primer ministro de Italia rechazó el plan de imponer un acuerdo tejido a espaldas del Consejo Europeo. Donald Tusk reconoció a su vez que siempre fue escéptico. Nueva cumbre tras 18 horas de reuniones.
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, fue único líder que rompió su silencio en una larga madrugada. A las 6:46 irrumpió por sorpresa en la sala de prensa del Consejo Europeo ofreciendo claves interesantes.

Aunque evitó citar nombrer, sí expresó su rechazo a la presión de España y Francia para imponer junto a Alemania y Holanda un reparto de poder político al margen del Consejo Europeo y la autoridad de Donald Tusk. Es decir, apuntó de manera expresa a Pedro Sánchez y Emmanuel Macron.



Bajo el mandato de Mariano Rajoy, España actuó para unir a Roma y Madrid con el eje París-Berlín. Ahora no existe ese clima de colaboración activa entre España e Italia. Y tampoco se puede hablar de unidad de acción de Italia, España, Francia y Alemania.

Giuseppe Conte fue el primer líder europeo en augurar la dificultad de cerrar un acuerdo en el primer intento. Donald Tusk lo confirmó horas más tardes convocando un Consejo Europeo extraordinario para este martes 2 de julio.



Giuseppe Conte mostró además su rechazo al paquete de reparto de altos cargos de la Unión Europea para la próxima legislatura propuesto por España, Francia, Alemania y Holanda a sus socios del Consejo Europeo. Dijo textualmente que llegó "preconstituido".

"Es un criterio que viene propuesto, que nace fuera del mandato que hemos conferido al presidente Tusk" para que propusiera candidatos para la cúpula de la Unión Europea, subrayó. Criticó además el paquete de nombres consensuado en las orillas de la cumbre del G20 en Osaka que proponía a un socialdemócrata, el holandés Frans Timmermans, como presidente de la Comisión Europea.

Enfatizó que la propuesta de Osaka, como se la ha llamado, "repropone el criterio de los Spitzenkandidaten que habíamos abandonado y que no funcionaba". Se refirió al proceso parlamentario no vinculante según el cual los cabezas de lista de cada grupo político en las elecciones europeas fueran automáticamente los candidatos en el reparto de puestos.

"Es un paquete preconstituido. Eso Italia no lo puede aceptar", indicó subrayando que la propuesta le había dejado "muy perplejo". El primer ministro italiano adelantó que, de cara a este martes, cuando se retome la cumbre, están trabajando en una "solución alternativa" y "circulando nombres".

Declaró además que no tiene "nada en contra de la persona de Timmermans" pero lamentó que viniera "propuesto con ese método, en un paquete" preparado. Confirmó que los líderes no llegaron a recurrir en esta reunión al voto (los cargos deben ser elegidos al menos por mayoría cualificada reforzada) al seguir tratando de buscar un consenso.

Un fracaso inicial en Bruselas que muestra sobre todo la progresiva retirada de Angela Merkel y el deseo de la Europa del Este de mayor protagonismo en la Unión Europea.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS