8M HISTÓRICO

Feijóo insta al Gobierno a escuchar un clamor que no es político ni partidista

Alberto Núñez Feijóo, una seria llamada a la reflexión y a la acción. (Foto: 24h/RTVE)
Alberto Núñez Feijóo, una seria llamada a la reflexión y a la acción. (Foto: 24h/RTVE)
El barón más importante del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, el presidente da la Xunta, el primero en advertir y analizar lo que reflejaron las marchas en España del Día de la Mujer.
En el marco en Valencia, de un encuentro del Grupo Popular Europeo (GPE), el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el primer en analizar lo sucedido en 120 ciudades de España en el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, las mayores marchas de mujeres en todo el mundo.

De forma muy rotunda, aseguró que fue "un clamor".



Subrayó que las manifestaciones en distintas ciudades de España no respondieron a planteamientos políticos o partidarios. Es decir, que no fueron marchas identificadas con Podemos y el Partido Socialista (PSOE). 

"Gobierno, Congreso, presidentes autonómicos, alcaldes, hemos de tomar nota", aseguró subrayando que los hombres "debemos entender el mensaje que se dio en la calle". "Nos han dicho que la conciliación no es solo una política sino que es una actitud, aseguró destacando que sería un grave error que alguien supusiera que ha sido una "manifestación política".



Alberto Núñez Feijóo instó a "tomar medidas concretas". Recordó que en España es "ilegal" que en el mismo trabajo haya distintos salarios. Estas situaciones "se deben poner en conocimiento de la Inspección de trabajo", advirtió.

Adelantó que va a presentar un plan de conciliación en Galicia. Apuntó que uno de los problemas es que la mujer pierde "permanencia en el trabajo" por el cuidado de los hijos. "Un embarazo no es una mala noticia para una empresa. No sólo tiene que estar protegido sino que tiene que estar incentivado", sentenció.

Alberto Núñez Feijóo, el primero en advertir y analizar lo sucedido en las marchas del jueves 8 como una auténtica revolución en España, el deseo de una vez de que el Sur pueda ser tan módelico como el Norte. Que en derechos, sensibilidades y respetos, España avance decidida a ser un modelo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS