TASA DE ESFUERZO

La falta de vivienda nueva dispara la demanda de alquiler

Carecemos de vivienda nueva para comprar y la demanda de alquiler se dispara. (Foto: Envato)
Carecemos de vivienda nueva para comprar y la demanda de alquiler se dispara. (Foto: Envato)
Pese a que España es un país más centrado en la compra, la falta de oferta de vivienda nueva está encareciendo el precio de venta y, como consecuencia, parte de la demanda se mueve al alquiler.
El alquiler toma impulso en España. Se convierte en el modo de acceso a la vivienda de un cuarto de la población, concretamente el 24,9%, según datos de Eurostat.  Pese a que España es un país más centrado en la compra,  la actual falta de oferta de vivienda nueva está encareciendo el precio de venta y como consecuencia parte de la demanda se mueve al alquiler. 

La balanza entre alquiler y venta, aunque sigue con grandes distancias, se equilibra más si se examina la tendencia actual. Según el estudio La sostenibilidad en la demanda de vivienda en España elaborado por Solvia y Fotocasa, el 66% de las personas que buscan vivienda optan por comprar, mientras que el 34% se decanta por el alquiler. 

De este modo, con el objetivo de mantener esta tendencia, los expertos ponen el foco en la tecnología y la especialización para afrontar "la tormenta perfecta" que afecta a este mercado, con mayores costes de construcción, incertidumbre y nuevas demandas del cliente.

Sin embargo, en el lado de los clientes, los profesionales advierten: el crecimiento de la demanda está provocando que los precios se disparen y que cada vez sea más difícil para los inquilinos asumir los pagos mensuales, sobre todo en ciudades como Madrid y Barcelona.

Cabe recordar que en el alquiler existe una modalidad conocido como Build to rent, que se potenció con la llegada de la pandemia y consiste en construir edificios que luego se destinan al alquiler, no a la venta.  Abarca casi toda la demanda actual y cubre las necesidades que surgieron con el coronavirus, como áreas comunes, exteriores y amplias, pero también implementa servicios adicionales como gimnasio, lavandería y zonas de barbacoa. Así lo determina Mayca Llorens, directora de Gestión de Alquiler del grupo inmobiliario Solvia.

La oferta de vivienda nueva podría tener los meses contados, ya que el stock disponible en Madrid capital ha caído un 38,5% en el último año, pasando de 2.507 unidades hasta 1.542, y el parque de hogares nuevos disponibles en la Comunidad de Madrid podría agotarse en cinco meses, según el último Censo de Vivienda Nueva de la Sociedad de Tasación.

Asimismo, si falta vivienda nueva y aumenta su precio, los clientes elegirán comprar inmuebles seminuevos, y esto ha provocado que ambas opciones se hayan encarecido un 1,1% en mayo y un 8,4% con respecto al mismo mes del año pasado. Lo que ocurre ahora es que parte de la demanda se mueve al alquiler donde también se están disparando los precios. 

El precio del alquiler en España repuntó un 1,4% en mayo, hasta los 11 euros por metro cuadrado, según Idealista, y sigue una tendencia al alza en la que se ha encarecido un 2,8% en el último trimestre y un 3,1% en el último año. Esto se acentúa en Barcelona, la ciudad más cara (15 euros por metro cuadrado) y Madrid (14,3 euros).

En ambas existe la misma presión del mercado: una demanda creciente impulsa el aumento de precios, según los experto. Asimismo, también hay que tener en cuenta la elevada inflación que provoca que los inquilinos están perdiendo capacidad adquisitiva. La tasa de esfuerzo, la parte del sueldo que una persona puede dedicar al pago del alquiler y que suele ser del 30%, ahora está entre el 40% y el 50%.

A pesar de que el Gobierno limitó la subida de los precios del alquiler al 2%, esto afecta solamente a contratos en curso que indica que "los nuevos alquileres están subiendo más de lo que la gente puede asumir y el 2% ahí no se aplica, porque ha subido un 9% o 10%".

Comparte esta noticia

COMENTARIOS