¿MAYO DEL 68?

Facebook enciende en París la ira contra las élites y Emmanuel Macron

El primer ministro Edouard Philippe agradeció el trabajo de las fuerzas policiales. (Foto: @EPhilippePM)
El primer ministro Edouard Philippe agradeció el trabajo de las fuerzas policiales. (Foto: @EPhilippePM)
Detenidas 1000 personas en Francia en un tenso 8 de diciembre. Nueva jornada de manifestaciones en la que París ha cerrado comercios y monumentos por temor a más actos vandálicos.


Todo empezó cuando Emmanuel Macron se encontraba en Buenos Aires, en la cumbre del Grupo de los Veinte (G20). Ahora el dilema ya está crudamente planteado. ¿Una revolución -los genes de Francia- que derrocará a Emmanuel Macron? ¿Un Mayo del 68 que golpeara a toda la clase política?

Los Chalecos Amarillos -Gilest Jaunes- desafían abiertamente a las autoridades. Se ha abierto momento más delicado para el presidente de Francia desde que ganó las elecciones. Es la Francia Amarilla que nadie vio llegar.

Se trata de un movimiento que comenzó en octubre en las redes sociales por el aumento del precio del diésel, casi equiparado a la gasolina. Afecta a millones de franceses que viven en ciudades pequeñas y medianas. El movimiento ya no solo pide la eliminación de todas las tasas sino la dimisión del propio presidente.

La Policía realizó mil detenciones por “participación en grupo con vistas a preparar actos de violencia contra personas o destrucción”. 651 de los arrestos fueron en París. Se han interrogado a más de 400 personas, en la cuarta jornada de protestas en Francia.

Las cifras ya son mayores que en los sábados anteriores. Los blindados de la Gendarmería movilizados junto a los Campos Elíseos de París, el epicentro de las protestas. Gritos de"¡Macron dimisión!" cantando La Marsellesa. París cerró la mayoría de sus museos y monumentos, de la Torre Eiffel a la catedral de Notre Dame o el más alejado Panteón. También muchos teatros y la ópera. Se han suspendido los espectáculos. Unas protestas surgidas en Facebook contra el presidente Emmanuel Macron y las élites políticas y económicas. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS