VOTACIÓN EN LONDRES

Extensión del Brexit, el triunfo de Barnier y hartazgo contra radicales

Boris Johnson, obligado a pedir una extensión del Brexit. (Foto: @HouseofCommons)
Boris Johnson, obligado a pedir una extensión del Brexit. (Foto: @HouseofCommons)
Miles de personas en Londres a favor de un segundo referéndum denunciando que el Brexit sólo trajo extremismo Michel Barnier, una victoria de Europa. Los Comunes fuerzan a Johnson a pedir una nueva prórroga.
Importante aunque un momento aún incierto y no cerrado del todo. Triunfo de las tesis de Michael Barnier, de los intereses generales de Europa y los europeos, y derrota moral y política de Boris Johnson. Aprobada una enmienda que exige al primer ministro del Reino Unido pedir una prórroga a la Unión Europea.



En el frágil escenario del pantano del Brexit, por 322 a 306 votos, la Camara de los Comunes decidió en una sesión extraordinaria retrasar la luz verde al acuerdo del Brexit hasta que se tramite la Ley que debe detallar los términos de salida de la Unión Europea el próximo 31 de octubre.

Boris Johnson obligado a pedir una nueva prórroga al resto de la Unión Europea como mínimo hasta enero de 2020. Pero atención a los próximos acontecimientos. 

El Gobierno británico debía tener aprobado el pacto del Brexit antes de este sábado 19 de octubre. Como no lo ha conseguido, tiene que solicitar la extensión para evitar un Brexit salvaje el jueves 31 de octubre.
.
La enmienda fue propuesta por Oliver Letwin, exdiputado conservador del ala proeuropea.

Lo sucedido es importante.

Oliver Letwin temía (y con razón y fundamento) las circunstancias legislativas del pacto que Boris Johnson selló en el Consejo Europeo. La tramitación de la Ley vivía el riesgo de ser bloqueada por los euroescépticos. Si hubiera sucedido, habría triunfado la aplicación, en la fecha del 31 de octubre, del Brexit salvaje.

Todo ha sido excepcional en Londres en un debate de seis horas en la Cámara de los Comunes, y en una reunión insólita en un sábado por primera vez en 37 años. La enmienda fue apoyada con el apoyo de laboristas, liberal-demócratas, nacionalistas escoceses y el Partido Unionista Irlandés (DUP).

Todo es frágil y delicado, y los riesgos están abiertos.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS