ABANICO DE OPCIONES

"España no es Italia", el aviso de Ana Botín en Bruselas

Ana Botín afirma en Bruselas que España e Italia son
Ana Botín afirma en Bruselas que España e Italia son "muy diferentes". (Foto: @ecfin)
En un post publicado en LinkedIn antes del discurso, la presidenta del Banco Santander hizo hincapié en las diferencias entre ambos países y las justificó por las diferentes reformas estructurales aplicadas.
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, afirmó en Bruselas que España e Italia son países "muy diferentes" porque se enfrentan a distintos "desafíos" y cuentan con diferentes "dinámicas de deuda, situaciones demográficas y mercados laborales".

"No es tan simple como una división Norte-Sur. España e Italia son muy diferentes. Tenemos diferentes retos, diferentes dinámicas de deuda, diferentes situaciones demográficas, diferentes mercados laborales", subrayó durante su discurso en un foro económico organizado en Bruselas por la Comisión Europea.

"No es posible hablar de Europa sin reconocer lo que ha pasado en las últimas dos semanas, se trata por supuesto del Sur de Europa, de mi propio país. Por supuesto las situaciones políticas en estos países son diferentes, pero están relacionadas entre ellas y con el resto de la eurozona", remarcó.

Botín se refirió con estas palabras a la respuesta que los mercados han tenido durante las últimas semanas a la incertidumbre tanto en España, con la moción de censura y la formación de un nuevo Gobierno, y en Italia, con el desacuerdo y después pacto entre Movimiento Cinco Estrellas y la Liga.

En su opinión, Europa "lo ha hecho bien" pero ha advertido de que la eurozona está "inacabada", por lo que es necesario hacer cambios "rápido". "No es importante sino urgente que consigamos que la eurozona sea más resiliente ante brotes de incertidumbre y volatilidad", señaló.

Así, ante la complejidad de conseguirlo "en una sola vez", ha abogado por "opciones pragmáticas" como una eurozona a varias velocidades. No obstante, afirmó que es importante definir "el punto final" y ser "claros" sobre lo que se exigirá a los Estados miembros en términos de reformas "para llegar hasta allí". "Podemos negociar el ritmo pero no podemos ser ambiguos sobre el destino", enfatizó.

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS