Escrivá aboga por trabajar hasta los 75 años

Trabajar hasta los 75 años, el cambio cultural que recomienda José Luis Escrivá para los actuales trabajadores. (Foto: Freepik)
Trabajar hasta los 75 años, el cambio cultural que recomienda José Luis Escrivá para los actuales trabajadores. (Foto: Freepik)
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones propone un cambio cultural que suponga alargar la jubilación hasta los 75 años.
En Europa se realizan las cosas de forma diferente a España en muchos aspectos. Esto hace que a veces sea complicado conseguir un desarrollo igual en toda Europa. Sin embargo, uno de los aspectos en los que las políticas que se aplican son diferentes es en la edad de jubilación.

Sobre la edad ideal de jubilación se lleva hablando en España mucho tiempo. En los últimos meses esta cuestión ha vuelto a ser sometida a debate y valoración por parte del gobierno. De hecho, el ministro Escrivá ha propuesto el aumento de la edad de jubilación hasta los 70 o 75 años.

Corregir las anomalías respecto a Europa

Uno de los motivos por los que Escrivá apunta la necesidad de aumentar la edad de jubilación es que en la mayoría de los países de Europa la edad de jubilación es superior y es necesario realizar un cambio de tipo cultural.

Escrivá aboga por trabajar hasta los 75 años. Hay razones de tipo demográfico que suponen un argumento a favor de trabajar hasta edades más avanzadas, ya que la mejora de la calidad de vida hace que a estas edades se pueda trabajar más. De hecho, Escrivá valora esta diferencia en las edades de jubilación como una anomalía entre países de Europa.

Una jubilación más tardía es más sostenible

Una de las cuestiones que siempre asaltan cuando se trata de hablar de edades de jubilación es la sostenibilidad a largo plazo del sistema de pensiones. De hecho, Escrivá aboga por trabajar hasta los 75 años porque considera que es la mejor forma hacer que este sistema sea sostenible a largo plazo.

Este incremento en la edad de jubilación de los trabajadores requiere también que las empresas pongan en marcha medidas de adaptación de los trabajadores. Será necesario que las horas de trabajo se modifiquen, se produzcan cambios de actividad y diferentes tipos de dedicación.

Junto a estas propuestas de aumentar la edad de jubilación también se han incluido paquetes de medidas para conseguir equilibrar los impuestos de autónomos y se han adoptado medidas para reducir o realizar ajustes en la jubilación para los baby boomers. Estos ajustes estarán, por tanto, centrados principalmente en ciertas generaciones y serán dirigidos y muy graduales.

Sin duda, es una propuesta ambiciosa y, al mismo tiempo, controvertida. Tras la proposición llega la fase de negociaciones y acuerdos y establecer un cronograma de trabajo a largo plazo para la puesta en práctica e implementación de todas las medidas necesarias.

Realmente las medidas más inminentes que se pondrán en marcha son las relacionadas con la jubilación forzosa que será anulada. Estas medidas tendrán un plazo para ponerse en marcha de 3 años. Por otra parte, se complementarán con medidas para desincentivar la jubilación anticipada en los casos en que los usuarios tengan la base máxima. A ello se suma la cotización de los autónomos en función de sus ingresos reales.

En definitiva, unas medidas que se irán aplicando de forma gradual y progresiva.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS