Pensiones Escrivá

Bruselas cuestiona las proyecciones de la reforma de pensiones de Escrivá

Compartir en:
Si has estado siguiendo las últimas noticias sobre las pensiones en España, habrás notado que Bruselas desmonta la reforma de pensiones de Escrivá con bastante escepticismo.

Desde la Comisión Europea, llegan ecos de preocupación: se prevé que el gasto en Seguridad Social en España alcance el 17% del PIB a mitad de siglo, cifra que supera en 6,5 puntos porcentuales las proyecciones de 2021. Este incremento se atribuye a la eliminación del Factor de Sostenibilidad y la indexación completa de las pensiones al IPC.

¿Qué significa esto para ti? Pues bien, pese a que se han aumentado las cotizaciones sociales tanto de trabajadores por cuenta ajena como autónomos, y aunque se han tomado otras medidas para aumentar ingresos, como incentivos para retrasar la jubilación, la Comisión cree que no compensarán suficientemente el aumento de gastos previsto.

Desajustes fiscales y repercusiones a largo plazo

El desequilibrio entre las mayores contribuciones a la Seguridad Social y el gasto en pensiones podría llevar a un déficit máximo del 3,1% del PIB en la década de 2050, cifra considerablemente más alta que la estimación anterior del gobierno de un déficit del 1,5%.

Estas proyecciones sugieren que la reforma de las pensiones en España, aunque significativa, podría no ser suficiente para manejar las presiones financieras previstas. El gasto en pensiones en España se espera que sea el más alto entre los países europeos a mediados de siglo.

Evaluación de la reforma y alternativas sugeridas

La Comisión Europea, junto con otras autoridades fiscales como AIReF y el Banco de España, continuarán evaluando y posiblemente ajustando las medidas de reforma para asegurar la sostenibilidad a largo plazo del sistema de pensiones público español.

Aunque las reformas pretenden equilibrar la contención de costes con estrategias de mejora de ingresos, se prevé que el aumento de los gastos debido a la demografía envejecida y la indexación de las pensiones exija medidas más estrictas.

Comparativa internacional y desafíos únicos para España

Comparando con otros países europeos, se espera que España tenga el gasto en pensiones más alto de Europa para 2050, con un gasto proyectado del 17,3% del PIB, superando incluso a Italia y avanzando sustancialmente sobre la media de la zona euro. Esta marcada diferencia subraya los desafíos únicos que enfrenta España en el contexto de su población envejecida y política fiscal.

Las iniciativas de reforma, destinadas a impulsar ingresos a corto plazo a través de mayores contribuciones a la Seguridad Social, podrían no compensar adecuadamente el aumento a largo plazo en el gasto.

El aumento proyectado en los costos de las pensiones, debido a carreras profesionales más largas y niveles de beneficios más altos, probablemente superará el crecimiento en las contribuciones. Este desequilibrio hace necesaria una cuidadosa consideración de medidas fiscales adicionales o reformas para garantizar la sostenibilidad financiera.

Los cambios recientes en la política de la UE, desde una supervisión fiscal estricta a un enfoque más cooperativo y acomodaticio hacia las necesidades de los estados miembros, reflejan un cambio dinámico que subraya la tensión continua entre las decisiones políticas nacionales y las directrices económicas y fiscales de la UE.

España, con su reforma de pensiones, se erige como un claro ejemplo de estos desafíos, lo que requiere un enfoque equilibrado que considere tanto las necesidades fiscales inmediatas como la sostenibilidad a largo plazo.

Compartir en: