La economía circular aumenta las oportunidades de las empresas

El impulso de la economía circular abre las puertas a muchas oportunidades para todo tipo de empresas. (Foto: Freepik)
El impulso de la economía circular abre las puertas a muchas oportunidades para todo tipo de empresas. (Foto: Freepik)
La economía circular se está posicionando como un factor a tener en cuenta para medir el éxito empresarial.
Con los problemas del cambio climático y la necesidad de manejar eficientemente los desechos y residuos, la ONU ha propuesto un modelo económico para reducir el impacto en el medioambiente.

Cambiar de paradigma

La economía circular propone un cambio de paradigma, de Fabricar, Usar y Tirar a otro modelo de Fabricar, Consumir y Recuperar. De este modo se gestionan más eficientemente los residuos y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

En este sentido, la economía circular cambia el modelo económico actual lineal de tomar-hacer-desechar, responsable en gran medida del agotamiento de recursos, que constituye además un modelo extractivista y despilfarrador.

Para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible hay que cambiar el enfoque con un modelo económico que propicie y favorezca el crecimiento económico y la generación de empleo sin comprometer el medioambiente.

La economía circular propone un modelo de diseño, producción y consumo donde se eliminan la contaminación y los residuos, se mantienen en uso materiales y productos y se regeneran los sistemas naturales.

Iniciativas para promover la economía circular

Hay varias, pero mencionaremos dos.

Ecoembes es una organización ambiental sin ánimo de lucro que ha creado un centro de innovación abierta en el ámbito de la economía circular, TheCircularLab, que impulsa el cuidado del medioambiente en los procesos industriales y empresariales.

En España ha creado un mapa, el “goCircular Radar” que muestra las iniciativas de emprendimiento en esta área, con 150 empresas inscritas. Este año se han sumado 5 startups aragonesas al mencionado mapa.

Ecoembes se enfoca en el estudio, prueba y desarrollo de procesos de producción de envases y posterior reciclado.

Asimismo, Retema (Revista Técnica de Medio Ambiente) promueve jornadas de debate sobre temas de economía circular enfocados en soluciones tecnológicas en las áreas de gestión de residuos.

Estas iniciativas dan visibilidad a empresas que trabajan desde el enfoque de economía circular, con el convencimiento de que son, efectivamente, soluciones no solo para el medioambiente, sino desde el punto de vista económico.

Avance lento

Pese a todo, el proceso de transformación es lento. La UE cuenta con un Plan de Acción de Economía Circular, que fue adoptado en marzo de 2020, cuyo impacto no ha sido lo esperado.

Según una encuesta del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por sus siglas en inglés), realizada entre marzo y abril de 2021, la velocidad con que las empresas se están moviendo hacia el enfoque de economía circular es aún muy reducida.

Entre otras razones, el WBCSD interpreta las bajas cifras por una limitada adopción del modelo de negocio. La encuesta incluyó 793 empresas de diferentes industrias en Europa, Asia, América del Norte, Central y del Sur.

El 30,3 % de las empresas se enfoca en la innovación de procesos y productos y en la recuperación de recursos, y el 39,6 % en la ampliación de la vida útil de sus productos.

Sin embargo, apenas el 17,6 % ha adoptado modelos de negocio más avanzados y acordes con los principios de economía circular.

La mayoría (un 57,2 %) considera que el ahorro de costes es el principal beneficio del modelo económico circular, solo el 24,7 % establece desde el comienzo la circularidad y el 26,7 % se propone objetivos específicos en este ámbito.

Sin duda, el proceso de transformación avanza, pero lentamente. Hasta tanto no se produzca un verdadero cambio tanto en los productores como en los consumidores, la economía circular continuará siendo un objetivo, en lugar de una realidad.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS