PACTO HISTÓRICO

Donald Trump abre la Casa Blanca a Kim Jong-un en acuerdo en Singapur

Firma de un histórico acuerdo de nueva relación entre Estados Unidos y Corea del Norte. (Foto: ABCnews)
Firma de un histórico acuerdo de nueva relación entre Estados Unidos y Corea del Norte. (Foto: ABCnews)
Entusiasmo y escepticismo. De los ataques más groseros y brutales a estrecharse las manos con sinceridad en una cumbre en Singapur entre la política internacional, el show y el alto turismo.
El mismo Donald Trump que envió a los infiernos a Justin Trudeau por traidor y abrió la mayor crisis en el G7 al presunto pacificador que buscó en Singapur el Premio Nobel de la Paz.



El alto docudrama buscado por Netflix encontró al fin sus protagonistas de culto. El hombre que viaja hasta Pekín en su tren rosa y mueve a las masas con la puesta en escena de una superproducción con el líder que tuitea en mayúsculas, adicto a la televisión late night, y practicando cortos golpes de golf nocturno en las alfombras rojas de la Casa Blanca.

Por lo pronto, tras la firma de un documento de intenciones, Kim Jong-un ha sido invitado a la Casa Blanca para mostrar al mundo que "va a ver un cambio tremendo".

Kim y Trump, tras firmar el documento en la cumbre de Singapur, avanzaron sus primeras impresiones. 

"Kim es un hombre de mucho talento, también me he dado cuenta de que ama mucho a su país", dijo Trump.

"Vamos a firmar un acuerdo histórico. El mundo va a ver un cambio tremendo... Doy las gracias al presidente Trump por haber hecho posible este encuentro", avanzó Kim.



Cumbre histórica en el hotel Capella, en la isla de Sentosa en Singapur. Primero un encuentro de los dos, en un cara a cara inédito de  45 minutos. Luego reunión entre delegaciones para tratar sobre el desarme nuclear de Corea del Norte.

En los equipos de los líderes, por parte de Trump, el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton; el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly.

Por parte de Kim, su hermana, Kim Yo-jong; su hombre de confianza, Kim Yong-chol; el jefe de Gabinete, Kim Chang-son; y el jefe de la delegación que se reunió en Panmunjom con representantes estadounidenses, Choe Son-hui.

El primer fogonazo es el del acuerdo. No había opción por ambas partes a nuevos choques o encontronazos. Ambos se han convertido en ganadores. La estrategia de win win ha acabado por ser la filosofía de este nuevo camino emprendido por los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte.

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS