LUCES CORTAS

Doble plantón de Torra al Rey y al pabellón de España en el MWC

El Rey en la inauguración del MWC, el gran evento tecnológico. (Foto: Casa de SM el Rey)
El Rey en la inauguración del MWC, el gran evento tecnológico. (Foto: Casa de SM el Rey)
En el saludo antes de la cena protocolaria del Mobile World Congress (MWC) Quim Torra y Ada Colau plantaron al Rey. Además, el presidente de la Generalitat no quiso estar en el pabellón de España.
En el marco del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MANC), el domingo por la noche, en la cena de inauguración del Mobile World Congress (MWC), el presidente de la Generalitat y la alcaldesa de Barcelona volvieron a exponer la falta de educación cívica y de dignidad de las instituciones. Se negaron a saludar al Rey en el acto del saludo oficial. Ni siquieran por una cuestión de urbanismo, buenos modales y cortesía.

Luego, Ada Colau, en sus palabras, instó a aprovechar la tecnología móvil para ahondar en "valores republicanos". Y Quim Torra recordó por su parte que hace dos años fue Carles Puigdemont quien participó en la cena de inauguración -el ex presidente convertido hoy en el prófugo de Waterloo-. Quim Torra recordó también "al resto de miembros de su gobierno que hoy no pueden estar aquí" en una Barcelona que a la expulsión de las VTC (Uber y Cabify) añadió la huelga del Metro.

Este lunes por la mañana, Ada Colau y Quim Torra volvieron a no estar en la primera línea de saludo al Rey a su llegada a la inauguración del MWC. El presidente de la Generatitat evitó figurar en la visita del Rey al Pabellón de España ni aparecer en ninguna foto oficial de ese momento. Dos plantones y ausencia muy significativa.

El Rey sin embargo, convertido en el protagonista del MWC en su arranque, fue rotunto en su discurso en la cena de bienvenida a altos ejecutivos. 

Recordó que en 2018 España celebró el 40 aniversario de la Constitución. Destacó el amplio consenso tanto en su elaboración como aprobación asegurando que deben considerarse como un éxito político, extensible a todo el periodo de la transición española.

Felipe VI, de manera muy especial, quiso destacar que España se ha ganado por derecho propio ser considerada una de las 20 democracias plenas del mundo, con el nivel de prosperidad y calidad de vida más alto de toda su historia. "Hoy España disfruta de instituciones sólidas, fortaleza política y económica", subrayó Felipe VI en un discurso de alta importancia.

El Rey no solo demostró el apoyo de la Corona al importante evento del MWC en Barcelona sino que quiso subrayar la importancia de Cataluña y sus instituciones. Entre los errores de bulto de Esquerra Republicana y PDeCAT, los dos partidos independentistas, el mayor sin duda reside en el desprecio a Felipe VI y la Corona.

Es precisamente el Rey, quien habla perfectamente catalán, la figura que con más energía ha trabajado para el diálogo político, la comprensión y el encaje de Cataluña en España.

Tiene además la mayor información y conoce muy a fondo todos los ángulos. Despreciar simplemente este enorme capital político es una insensatez  y una falta de sentido común tanto por parte de la alcaldesa como del presidente de la Generalitat y la plana mayor de las dos fuerzas independentistas.

El énfasis es muy claro. Reconstruir un catalanismo pactista y moderado, y trabajar a fondo en el encaje de Cataluña y España, en posibes vías de reforma de la Constitución y del sistema de financiación autonómica,  es incompatible con un indepentismo radical y fanático.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS