BREXIT SALVAJE

Se dibuja un escenario de paridad entre el euro y la libra esterlina

El Brexit duro de Johnson provoca una fuerte caída de la libra esterlina. (Foto: @10DowningStreet)
El Brexit duro de Johnson provoca una fuerte caída de la libra esterlina. (Foto: @10DowningStreet)
La determinación de Boris Johnson por un Brexit a cualquier precio, incluso un Brexit salvaje y caótico, sin acuerdo con la Unión Europea, ha desatado una fuerte tormenta financiera en torno a la libra esterlina.
La libra esterllina sufrió un nuevo y severo retroceso, que eleva a cuatro puntos porcentuales la pérdida con respecto al dólar desde junio. Un 2,4 desde que Boris Johnson asumió el cargo, el mayor desplome mensual desde octubre de 2016.

En valores absolutos, la libra esterlina se sitúa a 1,21 frente al dólar y toca su cota más baja frente al euro desde septiembre de 2017. Este desplome se produce en el marco en que el primer ministro insiste en que el Reino Unido necesita salir de la Unión Europea.

El primer ministro ha advertido además que no está dispuesto a mantener reuniones si la Unión Europea no renuncia primero a la cláusula de salvaguarda para la frontera irlandesa, que quedó incluida en el acuerdo de retirada firmado por el Gobierno de Theresa May. Ha insistido en que no está dispuesto a negociar si antes no se retira el llamado backstop, que pretende evitar que con el Brexit regrese una frontera dura entre la República de Irlanda, dentro de la Unión Europea, e Irlanda del Norte, territorio británico.

En Londres, la libra esterlina se ha situado en el umbral de sus mínimos de más de tres décadas frente al dólar. Se especula ya abiertamente con una paridad con el euro.

El caos que provocaría un Brexit duro está extremando los recelos.. El pesimismo de los analistas incluye previsiones como la barajada por Morgan Stanley, que abría la puerta a una paridad incluso con el dólar, al augurar un desplome de la libra hasta los 1,10-1,00 dólares.

Las previsiones más pesimistas de las firmas de inversión se están cumpliendo en el mes que está a punto de finalizar. Julio se ha convertido en el peor mes para la libra esterlina  desde octubre de 2016, en plena resaca aún del referéndum sobre el Brexit celebrado cuatro meses antes. El correctivo en lo que va de julio supera ya el 4%.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS