SITUACIÓN DE COLAPSO

Delgado, protegida por Sánchez desde Nueva York, insultó y despreció a Marlaska

Dolores Delgado, bajo la mayor tormenta en su corta gestión. (Foto: La Sexta)
Dolores Delgado, bajo la mayor tormenta en su corta gestión. (Foto: La Sexta)
Dimitidos y cesados el ministro de Cultura y la ministra de Sanidad. Màxim Huerta y Carmen Montón; desautorizada la ministra de Defensa, Margarita Robles; y en situación crítica Dolores Delgado, en Justicia.
Ya es una crisis en toda regla con dos ministras tocadas con la misma intensidad, Dolores Delgado en Justicia y Margarita Robles en Defensa. Hay además una fuerte tormenta en La Moncloa entre Iván Redondo, el gurú político personal de Pedro Sánchez, y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

La crisis en torno a la ministra Delgado -el asunto que orilla el Legacy Media El País-ha creado primeras tensiones dentro del Partido Socialista (PSOE) al querer presentar su caso con paralelismo con el del rey emérito (las grabaciones del excomisario Villarejo a la exprincesa Corina).  

Esta nueva crisis tienen ondas sísmicas de mayor alcance.

Primero. Deja a la ministra Dolores Delgado tocada y hundida en el plano político y personal. El presidente del Gobierno, desde Nueva York, habló con ella y le mostró su apoyo. Pero no puede ignorar que, si no la cesa, tendrá un pato cojo en su Gobierno en una cartera clave cuando está abierta la negociación secreta con Esquerra Republicana (ERC) y PDeCAT para la puesta en libertad de los políticos catalanes presos (en prisión por atropellar la ley y la Constituión).

Segundo. El nativo digital Moncloa.com (en la órbita de la estructura mediática del excomisaro Villarejo) desveló unos audios de confianza y camaradería. La ministra Delgado hace comentarios machistas y homófobos que la dejan en evidencia en la mesa del Consejo de Ministros.

Dolores Delgado expresa su preferencia por los  tribunales de hombres porque son "más transparentes" y alude de forma grosera a la homosexualidad del actual ministro del InteriorFernando Grande-Marlaska. "A mí que me den un tribunal de hombres. De tías no quiero. Y no me llevo mal con las tías, pero de tíos, sé perfectamente por dónde van. Y cada gesto, cada cosa… por dónde va la historia", afirma la ministra en estos audios. ."A mi los tíos me gustan igual, tontitos nada. (…) Ha venido un tío a la Audiencia monísimo, para que lo vamos a negar, parece George Clooney, pero le pasa lo mismo, es una nenaza". Y sobre el ministro del Interior no se corta la lengua. "Marlaska es maricón", afrma la ministra.





Tercero. El caso Villarejo explotando de nuevo -el expolicía al que llevó Jordi Évole a su programa mostrando sus primeros perfiles públicos-. En la línea de damnificados, también el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, como principal aliado de Pedro Sánchez

Conviene no olvidae que el comisario jubilado José Manuel Villarejo, de 66 años -actualmente en prisión- tiene dos enemigos número uno, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán, y Pablo Iglesias.

Villarejo cumple prisión preventiva por los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal. El expolicía, bajo distintos gobiernos, ha navegado en las aguas. a veces siniestras para algunos, de la inteligencia y la contrinteligencia.  Se le calcula un entramado de conexiones e intereses ingresando más de 20 millones de euros en dos décadas.

Villarejo no perdonaría a Pablo Iglesias el apoyo a su su principal rival dentro de la Policía: el exresponsable de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas. Atención a la vez a la situación de Baltasar Garzón, exmagistrado de la Audiencia Nacional, y en las quinielas que maneja Pedro Sánchez para la candidatura del PSOE al Ayuntamiento de Madrid.

Una crisis de desgaste importante que deja en precario la gira del presidente del Gobierno, junto a su esposa, en Canadá y Estados Unidos. Los hilos que sostienen la legislatura son extremadamente finos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS