RECESIÓN

Cumbre en La Rioja bajo brutal caída del PIB del 18,5% y retroceso al 22,1%

Pedro Sánchez ante el momento más crítico para España de su mandato. (Foto: LMG)
Pedro Sánchez ante el momento más crítico para España de su mandato. (Foto: LMG)
Cumbre en San Millán de la Cogolla (La Rioja) del presidente del Gobierno con todos los líderes regionales excepto Quim Torra (con nuevo portazo a La Moncloa) bajo datos económicos estremecedores.
Atención a terribles datos que son estremecedores de la economía de España y a un hundimiento que hay que parar. España entró oficialmente en recesión. Se abre una situación dramática para el Gobierno de coalición de PSOE y Podemos, y para el conjunto de todos los líderes autonómicos. Afecta lógicamente también a Cataluña pese al portazo de Quim Torra a La Moncloa y al resto de los presidentes de comunidades.

Los datos son literalmente brutales y sin precedentes en la Zona euro donde hoy por hoy está anclada España con una moneda común y la presencia y protección del Banco Central Europeo (BCE).

El Producto Interior Bruto (PIB) de España se desplomó un 18,5% en el segundo trimestre respecto al anterior y retrocedió hasta un 22,1% en tasa interanual en mitad de la pandemia de la COVID-19. Los temidos datos este viernes 31 de julio del Instituto Nacional de Estadística certificaron las perspecticas más dramáticas.

La caída registrada entre abril y junio es 13,3 puntos superior a la de los tres primeros meses del año cuando se contrajo un 5,2%. De esta forma, España entró oficialmente en recesión al sumar dos trimestre consecutivos en negativo.

El hundimiento económico se vio impulsado por una caída sin precedentes del consumo de los hogares (-21,2%) y de la inversión (-21,9%) mientras el país estaba confinado.

Respecto al sector exterior, hay que destacar el desplome de las exportaciones (-33,5%) y las importaciones (-28,8%).

El sector más castigado fue la construcción que vio cómo su actividad retrocedió hasta un 24,1%. También sufrieron importantes caídas los servicios (-19,1%) y la industria (-18,5%). El único sector que se libró de los descensos fue la agricultura que avanzó un 4,4%.

Es la tercera vez en el siglo XXI en que la economía española afronta una recesión: durante la crisis de 2008 entró en ella en dos ocasiones, la primera vez en el cuarto trimestre de 2018 (saliendo de ella en el segundo trimestre de 2009) y la segunda en el segundo trimestre de 2011. Esta segunda recesión duró más tiempo, hasta el cuarto trimestre de 2013.

Son muchas las incógnitas que se abren ahora en un nudo gordiano de decisiones pokíticas y económicas de delicadísima gestión que van a poner a prueba la gestión del presidente del Gobierno y su talla política. Atención a que España se convierte de forma oficial en el enfermo de Europa.

Y luces rojas de máxima potencia y gravedad sobre el suelo frágil en el que avanza España. Se abren por primera vez muy serias dudas sobre un cisne negro inquietante y peligroso (la eventualidad de una asociación de España a la Zona euro, una hipóteses que dejando de ser política-económica ficción).

Comparte esta noticia

COMENTARIOS