LA PSD2

Cómo son ahora las compras online con tarjeta de crédito

Cambios en la compra online. (Foto: Pixabay)
Cambios en la compra online. (Foto: Pixabay)
Es probable que hayas recibido una carta o mail informativo de tu banco hablándote de la PSD2. Esta regulación con nombre de consola de videojuegos tiene como objetivo proteger tu seguridad.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Es probable que hayas recibido una carta o correos electrónicos informativos de parte de tu banco hablándote de la PSD2. Esta regulación con nombre de consola de videojuegos tiene como objetivo proteger la seguridad de los usuarios. Uno de los aspectos afectados, serán las compras con tarjetas de crédito.

Hemos preguntado en la web de LoanScouter, un comparador financiero con webs también en otros países como forbrugslån.com en Dinamarca, y nos han explicado que así serán a partir de ahora:

Si sueles comprar online, habrás notado que cuando ibas a pagar con la tarjeta se abría otra ventana. En ella, te aparecía información de la transacción y necesitabas confirmar el número CVV de la tarjeta, el número de una tarjeta de coordenadas o algún número de seguridad que te llegase al móvil.

Hasta ahora, esta ventana dependía de la pasarela de pago, pero la nueva regulación obliga a las empresas de pagos a compartir esta información con todos los participantes en la transacción. Es decir, a partir de ahora no tendrás por qué salir de la web del vendedor.

Sin embargo, como usuario este no será el principal cambio ya que en principio poco nos importa a quién pertenezca la interfaz de pago siempre que esta sea segura. El principal cambio, será que las tarjetas de coordenadas o el número de seguridad CVV ya no serán métodos de validación válidos.

En lugar de eso, tendrás que validar el pago utilizando tu teléfono móvil. Lo más habitual será recibir un SMS o descargar una app de nuestro banco en el que recibiremos una notificación que tendremos que confirmar.

Muchas de estas apps nos permitirán usar sistemas biométricos como el escaneo de huellas dactilares, el reconocimiento de voz o el escaneo de retina. Si bien, son factores difíciles de falsificar, también es cierto que un accidente o lesión puede hacer que una app no nos reconozca ni siquiera a nosotros mismos, por no mencionar que para su uso tendremos que compartir este tipo de información personal con las empresas proveedoras de pagos.

No sabemos si será más seguro, pero lo que está claro es que será más cómodo. Además de no tener que andar con la tarjeta de coordenadas, la verificación vía móvil solo será necesaria una vez cada 90 días. Por tanto, si solemos comprar en los mismos comercios, habrá varias ocasiones que podremos comprar de forma automática.

¿Será realmente más seguro?

Solo el tiempo lo dirá. Lo cierto es que el Smartphone es mucho más sensible a ciertos riesgos online, como el malware, que una tarjeta de coordenadas. La apuesta por el móvil es encomiable, pero habrá que estar atentos a las primeras noticias de fraudes que surjan tras esta implementación. Solo entonces podremos evaluar si las medidas han sido certeras.

Por el momento, como medida de seguridad se podría utilizar un buen antivirus para el móvil.

Por otro lado, esta regulación sí que elimina la prominencia de VISA y MasterCard en los pagos. Como consumidores, a partir de la PSD2 somos más independientes de ellos, eso sí, a cambio de ser más dependientes de nuestro Smartphone.
Como usuario, si tu banco no te ha informado puedes consultarles qué necesitarás a partir de ahora para pagar online en su servicio de atención al cliente.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS