Cómo afectará la subida de las cotizaciones del Gobierno

El Gobierno de Pedro Sánchez plantea subir las cotizaciones el 0,5  durante un periodo de 10 años. (Foto: Freepik)
El Gobierno de Pedro Sánchez plantea subir las cotizaciones el 0,5 durante un periodo de 10 años. (Foto: Freepik)
El nuevo mecanismo de equidad intergeneracional (MEI) sin recortes de pensiones en futuros jubilados ni retrasos en la edad de jubilación.

El Gobierno de Pedro Sánchez plantea subir las cotizaciones el 0,5 % durante un periodo de 10 años, cuyo aporte se repartirá entre los trabajadores y las empresas y cuyo fin es destinar el dinero recaudado al Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

Bases del planteamiento gubernamental

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, propuso este lunes a los agentes sociales el nuevo MEI, basado en el aumento de las cotizaciones para poder llenar la “hucha de las pensiones”, como llaman al Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

Este fondo, que llegó a tener en 2011 casi 67.000 millones de euros, cuenta en la actualidad con 2.000, dinero insuficiente para hacer frente a las futuras jubilaciones de los baby boomers –los nacidos entre finales de 1950 y mediados de 1970–.

Este nuevo MEI, según Escrivá, “no recorta ninguna pensión en ningún caso y en ningún momento”, como sí lo hacía el factor de sostenibilidad de la reforma del PP, ya derogado por el Gobierno. La fórmula busca generar un colchón de ingresos para la Seguridad Social.

La primera parte, que se iniciará en 2023, es aumentar 0,5 % las cotizaciones de trabajadores y empresas durante un plazo de 10 años, y el dinero recaudado será íntegro para el Fondo de Reserva.

La segunda parte o fase es lo que el ministro Escrivá ha denominado “contingente”. Solo en el caso de que sea necesario hacerlo, el Gobierno propone que cada tres años se realice una verificación del nivel de gasto de las pensiones.

Si el nivel de gasto de pensiones calculado para 2050 es inferior a lo previsto por Bruselas, las cosas quedarán como están. Incluso se podría hacer uso del dinero recaudado para, en palabras del ministro, “reducir cotizaciones sociales” o “mejorar la cuantía de las pensiones”.

Si por el contrario el gasto supera lo fijado para 2050, se aplicarán otras medidas, que incluyen utilizar el dinero del Fondo de Reserva con la idea de financiar el exceso de gasto previsto en pensiones, con un límite al año de 0,2 % del PIB.

Si esto no es suficiente, el Gobierno de turno tendrá que negociar con los agentes sociales una forma de que se incrementen los ingresos al sistema.

Cuánto hay que pagar de más

En primer lugar, el aporte pasará de 28,30 % a 28,80 %. Las empresas, en estos momentos, aportan el 23,60 % de la base, y el trabajador el 4,70 %.

Para los trabajadores medios y las empresas esto significa 10 euros mensuales extra, a pagar entre ambos, y en los casos de trabajadores mileuristas serán 5 euros.

Está prevista una nueva reunión entre el Gobierno y los agentes sociales el lunes 8 de noviembre para continuar la ronda de negociaciones, pero el 15 del mes corriente deberá estar lista la propuesta, y si los agentes sociales no se ponen de acuerdo el Ejecutivo incorporará en solitario el instrumento.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS