PRESUPUESTOS

Calviño insiste en la elevada incertidumbre y en la necesidad de la prudencia

El Gobierno empeora su previsión de PIB para este año y calcula que se desplomará un 11,2. (Foto: LMG/JM Cuadrado) )
El Gobierno empeora su previsión de PIB para este año y calcula que se desplomará un 11,2. (Foto: LMG/JM Cuadrado) )
El Gobierno aprobó una histórica subida del techo de gasto de más del 50%, hasta los 196.097 millones. El nuevo cuadro macroeconómico prevé una caída del PIB del 11,2% para este año, frente al 9,2% estimado con anterioridad.
El Gobierno aprobó una histórica subida del techo de gasto de más del 50%, hasta los 196.097 millones. El nuevo cuadro macroeconómico prevé una caída del PIB del 11,2% para este año, frente al 9,2% estimado con anterioridad

El Consejo de Ministros aprobó así el nuevo cuadro macroeconómico con una previsión de una caída del PIB del 11,2%, y el nuevo límite de gasto no financiero (techo de gasto).

El Gobierno ha asegurado que el PIB ha crecido un 13% en el tercer trimestre -mejorando más de lo previsto-. Pero el peor comportamiento del segundo trimestre han llevado a empeorar el pronóstico para el conjunto del año hasta una contracción del -11,2% (2,4 puntos más de caída que en la anterior previsión de abril).

El cuadro macroeconómico que ha presentado el Gobierno muestran un hundimiento del consumo privado (-12,6%) y de la inversión (-18,3%), así como de las exportaciones (-22,7%) y las importaciones (-20%).

El Gobierno calcula que el empleo caerá un 8,4% y la tasa de paro escalará hasta el 17,1%. Para 2021, el Gobierno augura que la economía española estará ya en el terreno positivo, con un crecimiento del 7,2%. Según sus cálculos, el consumo privado mejorará un 8,3% y la inversión un 7,2% el año que viene.

También espera que el sector exterior se reactive el año que viene con un auge de las exportaciones (11,7%) y de las exportaciones (8,6%). Hay que destacar que la tasa de desempleo seguirá siendo elevada al situarse en el 16,9% (apenas dos décimas por debajo que la prevista para este 2020).

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha subrayado tras el Consejo de Ministros que si el Gobierno no hubiera tomado medidas como los ERTE o los avales del ICO, la caída del 25% hubiera sido este ejercicio del 25% y se habrían destruido dos millones de empleos.

Destacó que el peor comportamiento de la economía española frente a nuestros socios europeos se debe a que "en nuestro país tienen un mayor peso relativo los sectores más afectados por la pandemia  omo el turismo, la hostelería y el comercio, a lo que se suma la evolución de la propia pandemia en España".

Ha insistido en que es difícil hacer previsiones dada la "elevada incertidumbre y, por ello, es necesaria la prudencia".

Por su parte la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, recordó la suspensión de las reglas fiscales en 2020 y 2021. Supone dejar sin efecto la regla de gasto y los objetivos de déficit y deuda para todas las administraciones públicas. Por lo tanto el Gobierno no tiene que aprobar una nueva senda de estabilidad presupuestaria, ahorrándose su trámite en el Parlamento.

Con los pasos previos del techo de gasto y el cuadro macro, el Gobierno tiene previsto presentar a lo largo del mes de octubre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021, con el objetivo de que esté aprobado "a finales de diciembre o principios de enero", según el calendario detallado por la ministra de Hacienda.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS