TENSIÓN ENTRE MINISTROS

Borrell le instó a Sánchez a rectificar en la defensa del juez Llarena

Primeras fisuras en el Consejo de Ministros y fuertes tensiones en La Moncloa ante el clima de improvisación y rectificación en el tratamiento político y económico de las cuestiones más delicadas.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
En la formación del Gobierno de Pedro Sánchez, el momento clave estuvo protagonizado por las dudas de Josep Borrell. El más crítico de los tres partidos independentistas de Cataluña -PDeCAT, ERC y CUP- estuvo refllexionando seriamente sobre aceptar o rechazar la oferta de Pedro Sánchez.

A favor de aceptar la cartera de Exteriores estuvieron las razones de ser una voz activa en la Unión Europea, y con autoridad, frente a la deriva radical y autoritaria de Carles Puigdemont. En contra, pesaron los argumentos sobre las dudas en torno a la figura de Pedro Sánchez y el temor a que rompiera el clima de unidad política entre Ciudadanos, Partido Popular y PSC, los partidos constitucionalistas en Cataluña.

Aquellas dudas de entonces han vuelto al primer plano. Ha sido Josep Borrell quien paró los pies tanto a la vicepresidenta, Carmen Calvo. como a la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Josep Borrell tuvo el criterio formado desde el primer momento de la necesidad de defender al juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ante la demanda civil del expresidente prófugo, Carles Puigdemont.

Ante la falta de criterio en el Gobierno, y la postura de la vicepresidenta y la ministra de Justicia, Josep Borrell actuó con prudencia evitando abrir en canal una crisis dolorosa. Pero ante el giro de los acontecimiento, y el riesgo de una rebelión de jueces y fiscales, el ministro de Exteriores instó a Pedro Snchez a rectificar. Todo sucedió horas antes del comienzo de la gira del presidente del Gobierno en América Latina.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS